1100 radiodifusores migraron sus licencias en Bolivia. Asociación gremial reclama nueva prórroga para emisoras restantes