Observacom
Análisis - Chile Análisis Observacom

Asignación de espectro radioeléctrico en Chile: una oportunidad para innovar

“Se obligó a los oferentes a entregar una oferta de trasporte nacional e internacional de acceso mayorista a Internet, en cada región del país. Los valores obtenidos son realmente impactantes, el mega nacional bajo 1 dólar, el mega  internacional al Nap de las Americas bajo los 8 dólares por mega simétrico…”.

Jorge Atton* /Chile, marzo 2015

English| Portugués

El modelo de asignación de espectro radioeléctrico en Chile es “beauty contest” con  licitación en caso de empate técnico de los puntajes de los postulantes en el proceso. De esta forma, a las empresas adjudicatarias se les asigna una banda de espectro y la concesión respectiva con todas sus obligaciones y derechos.

En el período 2010-2014 fueron asignados 190 MHz en un ambiente de rápida evolución tecnológica hacia nueva generación de servicios móviles digitales, concursos de la banda 2,6 GHz y banda 700 MHz. Ambos concursos introdujeron, por primera vez, condiciones de obligatoriedad de contraprestaciones para localidades de cobertura mínima y oferta de facilidades para terceras empresas y, de esta  forma, aumentar la competitividad del sector.

Actualmente, la banda de 700 MHz tiene las mejores características para servicios de banda ancha móvil de cuarta generación, debido a su baja ubicación entre las frecuencias del espectro radioeléctrico, lo que permite una amplia cobertura, sobre todo en zonas rurales. Por sus características técnicas, permite un ahorro de costo en relación con la inversión requerida, lo que finalmente se ve reflejado en un aumento de la penetración de los servicios asociados. Este hecho es de gran importancia para los diferentes operadores, ya que permitirá servicios de Internet de alta velocidad en zonas rurales y menos pobladas, ayudando a reducir la brecha digital existente.

 Con el crecimiento de los tráficos es necesario crecer en capacidad, que no es otra cosa que explotar la cantidad de espectro disponible instalando en esos mismos sitios con mayor capacidad, más portadoras o antenas y, por último, instalar nuevos sitios y capacidades que permitan reutilizar el espectro disponible y/o adquirir más espectro, por lo que irá configurándose en el escenario actual una necesidad explosiva de nuevos sitios y antenas con el consiguiente impacto social y urbanístico.

 Las licitaciones para servicios de transmisión de datos móviles de alta velocidad (4G) contempló importantes desafíos para las empresas postulantes, estableciendo mayores exigencias en cuanto a la calidad de servicio, midiendo la cobertura real al interior de las casas y edificios en los principales centros urbanos del país y favoreciendo que la infraestructura se comparta para facilitar el uso de redes por terceros como operadores móviles virtuales.

 El concurso estableció la obligatoriedad de dar conectividad en 543 localidades extremas y/o aisladas que hoy no cuentan con servicios de telecomunicaciones, en el plazo de dos años desde la publicación de los decretos que otorgan las concesiones respectivas.

 En el concurso para la banda de 700 Mhz, realizada para servicios de Intenet 4G, bajo el modelo de canalización de Asia-Pacífico (APT), contempló la obligación de ofrecer servicios de telefonía móvil en Internet en 1.281 localidades aisladas de baja densidad poblacional, lo que beneficiará a 186.000 habitantes. Además, contempla como contraprestación dar conectividad a 13 zonas donde los caminos o rutas no tienen ningun tipo de conectividad, esta obligacion suma  más de 1000 kilómetros.

 Asimismo, las bases establecieron la obligación de suministrar el servicio público de transmisión de datos con acceso a Internet, exento de pago por dos años, a más 500  Establecimientos Educacionales Municipales y/o Subvencionados,  principalmente en zonas rurales y de muy dificil acceso, beneficiando a más de 15.000 alumnos.

 También se obligó a los oferentes a entregar una oferta de trasporte nacional e internacional de acceso mayorista a Internet, en cada región del país. Los valores obtenidos son realmente impactantes, el mega nacional bajo 1 dólar, el mega  internacional al Nap de las Americas bajo los 8 dólares por mega simétrico.

 Estos avances en cobertura y mayor conectividad a nivel nacional representarán un ahorro para el Estado de un monto cercano a 250 millones de dólares respecto de si se hubiera realizado bajo el modelo antiguo.

 * Jorge Atton se desempeñó como Viceministro de Telecomunicaciones de Chile entre los años 2010-2014. Es ingeniero electrónico de la Universidad Austral de Chile y cuenta con un posgrado en Administración y Evaluación de Proyectos de la Universidad de Chile.

  ENLACES RELACIONADOS:

Notas relacionadas

Periodistas manifiestan preocupación concentración de medios en Chile ante la SIP

Observacom

Fundo de produção comunitária do CNTV: elementos para uma análise crítica

Observacom

Consulta ciudadana de la Subtel sobre el Plan de TV Digital

Observacom