Canales comerciales de TV abierta y organizaciones sociales de Brasil consideran que la fusión AT&T-Time Warner viola ley de TV paga