Blockchain rompe las cadenas musicales de youtube, Spotify y los grandes sellos discográficos