Defensores de audiencias advierten preocupante retroceso en las libertades informativas