El fin de la neutralidad de internet en EEUU tendrá un impacto mundial