El fujimorismo legisla en contra de los medios de comunicación