En Bolivia, el eje troncal posee el 76,1% de las conexiones a Internet