La batalla de Telecom y Telefónica ahora pasa por la venta de “empaquetados”