Nicaragua es el país de Centroamérica con menos acceso a internet