Por qué es importante tener un canal de TV infantil y cómo se transformó en una deuda de los gobiernos