Organizaciones sociales exigen cese de persecución