Democratizar los medios propicia pluralidad de voces