Observacom
Actualidad - Costa Rica

Difusión pública, aspectos técnicos y entrega de decodificadores, temas pendientes para el apagón analógico de la TV en Costa Rica

El apagón analógico de la televisión abierta en Costa Rica está previsto para el 14 de agosto de 2019 pero entre gremios y Cámaras de TV hay preocupación por una serie de temas pendientes que podrían demorar el proceso.

Uno de los principales aspectos tiene que ver con el área de difusión del proceso de transición entre la TV analógica y la digital, a lo que se suma el reparto de decodificadores entre población de escasos recursos (a cargo del Instituto Mixto de Ayuda Social -IMAS-); la adecuación de títulos habilitantes de las televisoras y permisos de reubicación de torres de TV en zonas de derrumbe del volcán Irazú. Estas dos últimas cuestiones involucran al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) y a la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL).

“Es muy importante el ordenamiento de las frecuencias de enlace, entre otros, y una comunicación profusa hacia el ciudadano para que comprenda bien el cambio, se adapte y tome las medidas para no quedarse a oscuras, sin televisión libre y gratuita en su hogar”, dijo Saray Amador, presidenta de la Cámara Nacional de Radio y Televisión (CANARTEL), al diario costarricense El Financiero.

En el mismo sentido, Vanessa Castro, presidenta de la Cámara de Infocomunicación y Tecnología (INFOCOM) aseguró que “es fundamental que todos los costarricenses estén enterados y listos para el paso a la televisión digital”.

En relación a los títulos habilitantes, solo cinco de 24 concesionarios han realizado el proceso de adecuación que permite identificar qué canales digitales utilizará cada televisora.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) a junio del 2018 en el país había 1,5 millones de hogares, de los cuales 97% tenía televisión y cerca del 30% reciben el servicio de TV abierta y gratuita.

En 2010, Costa Rica adoptó el estándar japonés ISDB-T para las emisiones digitales de la TV abierta. Originalmente, el apagón analógico se fijó para diciembre de 2017 y luego fue aplazado para agosto de 2019 debido a múltiples factores que incluyeron factores climáticos como el derrumbe en el volcán Irazú, el huracán Otto y la tormenta Nate; la campaña electoral de 2018; demoras en la entrega de conversores a población de bajos recursos y en la adecuación de los canales de televisión, así como falta de información por parte de la población.

ENLACES RELACIONADOS:

Proyecto de ley busca regulación de la TV digital para evitar concentración actual y uso eficiente de las frecuencias en Costa Rica

Los principales grupos concentrados son los que reciben más publicidad oficial en Costa Rica

Notas relacionadas

Gobiernos y empresas de Internet acordaron combatir contenidos violentos y extremismo en línea

Observacom

Organizaciones sociales rechazan proyecto de Ley de ciberseguridad y contra el odio en Internet en Honduras

Observacom

Denuncian incumplimiento de las reformas a la Ley de Telecomunicaciones para garantizar acceso de medios comunitarios y evitar concentración

Observacom