El Salvador. Nos oponemos al control del sector privado y también al control del Estado en los medios