Gobierno de México controlaría todos los medios públicos si aprueban proyecto de ley. Organizaciones sociales denuncian retroceso para la libertad de expresión