Grupos regionales de libertad de expresión esperan que nueva ley de Uruguay se convierta en referente para Latinoamérica