Observacom
Sin categoría

Guillermo Mastrini analiza Ley de Telecomunicaciones “Argentina Digital”

El investigador y docente, Guillermo Mastrini, especializado en políticas de medios masivos y derecho a la información, desmenuzó los principales puntos del proyecto de ley Argentina Digital, entre ellos el servicio del triple play.

ARGENTINA | 05 de noviembre de 2014

El proyecto de ley de telecomunicaciones fue enviado por el Poder Ejecutivo y comenzará a ser analizado en la Comisión de Sistemas, Medios y Comunicación esta semana con la presencia del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Según el profesor de la Universidad de Quilmes, “la ley regula de manera completa y amplia todo el sector de las telecomunicaciones, y es importante porque la regulación actual en materia telecomunicaciones data del año 72, que fue hecha cuando no existía Internet, cuando no existía la telefonía móvil, cuando apenas se desarrollaba el cable en Argentina, fue ampliamente superada y parcialmente emparchada o corregida por decretos que se realizaron durante las etapas democráticas y parece necesario e importante poder actualizar el marco regulatorio es muy importante”.

En diálogo con el programa Mesa Chica de FM Cultura, Mastrini sostuvo que el proyecto tiene varias cosas interesantes dentro de sus características. “En el sentido de promover un mayor acceso, servicio público, una velocidad mínima de conexión y finalmente hacerse cargo de la convergencia”, explicó y agregó que también hay algunos “problemas en el proceso que esperemos puedan ser mejorados en el debate parlamentario”.

“Las redes van a seguir siendo de los dueños, de los licenciatarios que tengan los permisos, en el cado de las telefónicas tienen la concesión por 99 años. Sí la ley exige que abran la última milla, es decir, que por ley van a estar obligadas a alquilar a otros prestadores sus roles para que puedan operar en competencia con los propietarios de red. Es parte de una lógica donde hacer un nuevo nido de red sería muy caro y haría que nadie entre a competir en el mercado de las telecomunicaciones”, analizó el experto en políticas de medios masivos.

Del mismo modo, subrayó que “el decreto 764 del año 2000 prevé estas cuestiones, pero nunca fueron implementadas. Muchas de las políticas que se establecen en el proyecto Argentina Digital, de alguna manera podrían ser implementadas a partir del decreto vigente, lo que pasa es que el hecho de que tenga fuerza de ley parece que es más importante”.

“Los mercados de telecomunicaciones en todo el mundo son oligopólicos, o sea, no son plenamente competitivos, no son mercados en los que entran y salen operadores todo el tiempo, es un mercado estable dominado principalmente por los grandes operadores. La experiencia lo que muestra es que en condiciones de mercados competitivos se dan mejores condiciones para los usuarios”, añadió el docente.

Mastrini dijo que no ve al proyecto como “polémico” pero que el principal problema que tiene Argentina Digital es que “le otorga a la autoridad de aplicación una enorme discrecionalidad y es un aspecto que debería ser salvado, porque se dan muy pocas pistas de cómo va a estar conformada esa aplicación y se complica doblemente: va a tener mucho poder y no va a quedar en claro quién va a ser la autoridad de aplicación y va a quedar en manos de Poder Ejecutivo lo cual, en principio, no sería lo más razonable”.

“Lo que queda en claro es que el proyecto no tiene ninguna injerencia sobre los contenidos que ya están regulados por la AFSCA que continúa siendo la autoridad de aplicación y regulación para eso y para otorgar las licencias al sector audiovisual. Una hace a la distribución y la otra a los contenidos. Lo que permite la ley Argentina Digital que no permite la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (Ley de Medios) es que las empresas de servicios públicos puedan prestar servicios de cable y televisión”, expuso el Licenciado en Comunicación Social y agregó que para eso deberán presentar una nueva licencia audiovisual y no una de telecomunicaciones.

“Hay que recordar que en el proyecto original de la ley 26.522 preveía el ingreso de las telefónicas, luego se modificó por una cuestión de balance político. Lo que llama la atención es que en ese proyecto inicial de Servicios de Comunicación Audiovisual las exigencias que se les ponían a las telecomunicaciones para ingresar en el mercado audiovisual eran mucho mayores que las que se propone Argentina Digital”, resaltó.

Condiciones de las telefónicas para competir en el mercado audiovisual

Según explicó Mastrini, en la Ley de Medios existe un dictamen vinculante de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia especialmente en aquellas áreas donde ya había un prestador de cable. Si una telefónica quería entrar a dar un servicio de triple play (telefonía, Internet y cable), la Comisión tenía que expedirse para ver si afectaba la capacidad del mercado.

“En el proyecto de ley de Argentina Digital no está presente esto. Sería conveniente establecer algún tiempo de protección de los mercados y que las telefónicas no puedan desembarcar de golpe en los mercados. Lo que existe es una asimetría enorme entre el tamaño de las empresas de telecomunicaciones y las empresas del sector audiovisual”, opinó el investigador.

Por último, aclaró que a los usuarios no afectará cotidianamente “porque son los servicios que más consumimos” y hay dos puntos que se reverá como son la calidad del servicio y la cuestión tarifaria. “Cuanto más competitivo y protegido esté el mercado, estaremos en mejores condiciones de reclamar como usuarios de reclamar derechos que hasta ahora no se ven muy protegidos”, resaltó.

“Hay que leer los documentos, el proyecto, y verlos más allá de a quién favorecen o perjudican. La regularización es necesaria, también es necesario que se discuta política y socialmente. Tiene algunos avances importantes y también tiene problemas significativos que deberían ser corregidos. No creo que el beneficiario sea Telefónica, empresa que en principio no podría dar triple play porque es extranjera y no obtendría licencia para el servicio de cable. No veo que el Grupo Clarín se vea afectado especialmente, obviamente tendrá un mercado más competitivo”, analizó Mastrini.

El proyecto Argentina Digital prevé “declarar de interés público el desarrollo y la regulación de las tecnologías de la información, las comunicaciones y sus recursos asociados”, garantizando la “completa neutralidad de las redes con la finalidad de posibilitar el acceso” de todos los argentinos “a los servicios de la información y las comunicaciones en condiciones sociales y geográficas equitativas”.

La iniciativa, que reemplaza un decreto-Ley del año 1972 firmado durante la dictadura del general Alejandro Lanusse, tiene como objetivo apuntalar la competencia entre empresas de servicios, dado que una firma pyme o una cooperativa que provee internet podrá llegar a cualquier hogar del país aunque no tenga infraestructura propia.

Por ello, los clientes podrán elegir al prestador de los servicios sin importar cuál de ellos llega con infraestructura propia al hogar.

Según el proyecto, “para el Estado argentino las tecnologías de información y comunicaciones (TIC) resultan fundamentales para el desarrollo social y por ello debe garantizarse su acceso para todos los ciudadanos sin importar condiciones geográficas o socioeconómicas”.

Además, propone reestructurar los servicios incluidos en el concepto de “Servicio Universal” que deberán tener el mismo precio y la misma calidad en todo el país, al tiempo que regula las telecomunicaciones fijas y móviles, las redes de conexión a internet, la televisión por satélite y por cable.

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)