La diversidad de operadores y de contenidos es uno de los desafíos de la TDT en Costa Rica