La fusión Verizon-AOL genera preocupación por la privacidad, competencia e independencia en los contenidos