Observacom
Análisis - Argentina Análisis - Bolivia Análisis - Brasil Análisis - Chile Análisis - Colombia Análisis - Costa Rica Análisis - Ecuador Análisis - El Salvador Análisis - Guatemala Análisis - Honduras Análisis - México Análisis - Nicaragua Análisis - Paraguay Análisis - Perú Análisis - Televisión Digital Análisis - Uruguay Análisis - Venezuela Análisis Observacom

La implantación de la radio digital en Europa: apuntes sobre una transición intermitente

“Desde entonces, ha experimentado y experimenta un desarrollo lento e incierto que encuentra justificación en cuestiones de diversa índole. Desde consideraciones de tipo político y económico, a impedimentos más técnicos, como la falta de un parque de receptores adecuado, el precio al que se comercializan o la falta de canal y producto”.

 Fátima Ramos del Cano*/ Agosto de 2015

English|Portugués

Hablar de radio digital es hacerlo del proceso a través del cual la señal analógica pasa a convertirse en digital. Se trata de una transformación que la Comisión Europea califica como esencial a la hora de alcanzar la convergencia tecnológica del medio al mismo tiempo que reconoce que su complejidad deriva de las implicaciones sociales y económicas que van más allá de la pura migración técnica.

La digitalización del medio implica toda una serie de ventajas, entre las que se encuentran el acompañamiento de la información sonora con otros servicios y modalidades de acceso e interactividad (como la radiodifusión de imágenes o el sonido multicanal), un mayor número de estaciones en el mismo espectro, la mejor calidad del sonido o una oferta más amplia que la actual. Frente a éstas, las exigencias suponen pasar por un período de transición similar al desarrollado para la conversión a la televisión digital (TDT), con un calendario de desconexiones acompañado de una fuerte campaña informativa dirigida al público en general, que, además, habrá de adquirir nuevos equipos preparados para recibir este tipo de señal.

Eureka 147: el origen del estándar digital radiofónico en Europa

El proceso de digitalización de la radio cuenta con diversos estándares tecnológicos (DAB, DAR, DBS, ISDB o IBOC), si bien podemos hablar de cuatro grandes modelos principales: el Digital Audio Broadcasting (DAB) en Europa, el IBOC (In -Band On-Channel) en Estados Unidos, el ISDB (Integrated Services Digital Broadcasting) en Japón y el DRM (Digital Radio Mondiale) a nivel mundial.

En el caso europeo es en 1986 cuando el DAB inicia su andadura bajo los parámetros del proyecto Eureka 147 impulsado por la Unión Europea de Radiodifusión (UER/EBU). Nueve años después, el European Telecommunication Standards Institute (ETSI) adopta este estándar como sistema único continental.

Desde entonces, ha experimentado y experimenta un desarrollo lento e incierto que encuentra justificación en cuestiones de diversa índole. Desde consideraciones de tipo político y económico, a impedimentos más técnicos, como la falta de un parque de receptores adecuado, el precio al que se comercializan o la falta de canal y producto. Otras investigaciones también señalan la fuerte competencia de la radio online como una de las principales causas de su actual bloqueo. El informe «Public radio and new media platforms» publicado por la European Broadcasting Union (EBU) ubica la escucha de radio por internet como la segunda modalidad de consumo del medio entre el público europeo en general. Por último, encontramos aquellos autores que, como Mark Ramsey, Richard Rudin o Juan Carlos Valencia Rincón (2013), se cuestionan la existencia de una demanda o necesidad social real para su implantación.

La desigual transición a la radio digital en Europa

A pesar de su poco predicamento, la radio digital es una realidad en el mercado radiofónico europeo.

Hoy en día, y de acuerdo con los datos de la organización World DMB Forum, son 15 los países europeos (Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Italia, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza) que ya cuentan con servicios regulares, 9 los que se encuentran en pruebas y/o en proceso de regulación (Austria, Croacia, Eslovenia, Hungría, Lituania, Letonia, Mónaco, Ciudad del Vaticano y Rumanía) y 8 los que simplemente, muestran interés en su implementación (Eslovaquia, Estonia, Finlandia, Grecia, Portugal, Serbia, Turquía y Ucrania).

Actualmente, siete países lideran el proceso de desarrollo europeo del DAB: Noruega, Suiza, Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Países Bajos e Italia.

El 16 de abril de 2015 Noruega se convierte en el primer país del mundo en anunciar el final de sus emisiones analógicas, alcanzando ya la señal DAB una cobertura del 99,5% y sus receptores un 58% de penetración en los hogares noruegos. La migración digital comenzará el 11 de enero de 2017 y finalizará el 13 de diciembre del mismo año.

Reino Unido fue, sin embargo, el primero en fijar formalmente una fecha para el apagado de la radio en FM. En la llamada «Ley de Economía Digital» de 2010 establecieron 2015 como límite, aunque con posterioridad ésta se fue posponiendo, hasta que en 2013 el Gobierno británico la relegó hasta la consecución de una serie de criterios entre los que se encuentran alcanzar un 50% de cuota de audiencia digital y un peso, en la cobertura DAB, equiparable al del actual sistema en analógico. En cualquier caso, algunas de las claves de su estrategia migratoria radican en el constante análisis que realizan sobre sus audiencias digitales a través de la compañía Radio Joint Audience Research (RAJAR) o la atribución de la gestión y comercialización de todas las frecuencias a una misma empresa, Digital One.

Tras Noruega, Suecia y Suiza han sido los siguientes en hacer oficial su intención de adoptar la norma DAB como protocolo oficial en su difusión radiofónica. Todas las estaciones suizas ya emiten a través de DAB+ y su cobertura alcanza porcentajes de hasta el 99%, estando previsto su salto digital definitivo entre 2020 y 2024. Por otro lado, y a pesar de haber marcado 2022 como fecha clave en su hoja de ruta hacia el espectro digital, en junio de 2015 el Ministerio de Cultura sueco anunció su intención de no seguir adelante con el calendario propuesto.

En Italia la cobertura digital llega al 68% y es uno de los países en los que más peso ha cobrado el papel de la publicidad en el desarrollo de sus emisiones radiofónicas en digital. Por su parte, el lanzamiento de los receptores digitales en los Países Bajos se considera como el más exitoso de toda Europa, gracias a su alto índice de ventas en un país que acaba de completar la segunda fase de despliegue de su plan migratorio hacia el DAB+. Dinamarca, que cuenta con una de las cifras más altas de usuarios DAB per cápita del mundo (el 40% de su población ya tiene acceso a esta tecnología) ha establecido 2019 como fecha prevista aunque sujeta a diversos condicionantes, mientras que Alemania maneja 2025 como plazo límite,

«La radio digital ha alcanzado un punto de inflexión en Europa». Así se manifestaba Patrick Hannon, presidente del WorldDMB, al término del WorldDMB European Automotive Event el pasado mes de mayo en Bruselas. Con todo, y tal y como apunta el periodista y consultor de Radio y Comunicación Gorka Zumeta, su implantación lograría acelerarse de producirse una decisión unísona por parte de todos los estados y, por supuesto, una postura más decidida al respecto por parte de la propia Comisión Europea, que, de momento, acaba de pasar por alto al medio radiofónico en sus 16 nuevas medidas para la consecución del Mercado Digital Único.

 

*Profesora en el Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Jaume I de Castellón (UJI).

ENLACES RELACIONADOS:

La radio digital provocará el apagón de la radio FM en Noruega en 2017

Política do Ministério para o rádio digital recebe críticas

Dos semanas para pasar de la radiodifusión analógica a la digital en gran parte del mundo

 

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)