Observacom
Sin categoría

Nuevas bases legales para la televisión latinoamericana: la UNESCO llega en buen momento

Organizada por la Autoridad Nacional de Televisión de Colombia (ANTV), con el apoyo de la UNESCO, la cuarta Cumbre de la Plataforma de Reguladores del Sector Audiovisual (PRAI) reunió a expertos y representantes de 16 países iberoamericanos del 24 al 26 de setiembre pasado en Bogotá, Colombia, para debatir sobre los retos regulatorios actuales de América Latina.

REGIONAL | 31 de octubre de 2014

Para el Consejero de Comunicación de la UNESCO, Guilherme Canela se trató de «una iniciativa extremadamente importante para el intercambio de conocimiento». «La idea de tener una plataforma de reguladores es una herramienta para mejorar las políticas públicas de comunicación», añadió Canela.

La PRAI busca convertirse en un centro integral de gestión de información y recursos para reguladores Iberoamericanos, sistematizando legislación comparada entre los países miembros, fortaleciendo los canales de comunicación y cohesionando las entidades asociadas, entre otros muchos temas estratégicos.

En entrevista con la UNESCO, el director general de OBSERVACOM, Gustavo Gómez, a cargo de la conferencia magistral inaugural del evento, dio a conocer detalles de las discusiones llevadas a cabo durante la actividad, así como el papel que se espera de la UNESCO en el contexto regional.

¿Qué desafíos enfrenta hoy la región de América Latina y el Caribe en materia de regulación de televisión, y cuál es la tendencia?

La propia reunión de una plataforma de reguladores audiovisuales marca la necesidad de abordar nuevos desafíos que se abren, producto de la convergencia tecnológica que ha comenzado a destruir las bases legales que algunos países tienen desde casi 60 años en materia de televisión.

Efectivamente la televisión sigue siendo uno de los medios más importantes en América Latina, la tecnología más accesible y con más cobertura en la región, y por ende un factor clave de formación de opinión pública y fortalecimiento de la democracia. Pero ya no se ve la televisión de la misma manera que se veía antes, ni se consume como antes, como consecuencia justamente de la convergencia tecnológica.

El principal desafío que tiene América Latina y el Caribe es adecuar estos marcos legales a estas nuevas formas de estructurar la industria periodística, así como el consumo y el uso por parte de los ciudadanos. Y esto debe hacerse no solo desde el punto de vista tecnológico, sino también tomando en cuenta la importancia que la televisión tiene como soporte para la libertad de expresión e información, como formadora de valores y transmisora de identidades y culturas.

Por lo tanto, además de atender a la nueva tecnología, el segundo desafío está en definir cómo esos principios generales que la UNESCO ha defendido y que están en las constituciones de nuestros países pueden reflejar también un abordaje de la televisión no solamente como negocio y tecnología, sino también como un factor de democracia.

¿Cuál sería el papel de la UNESCO en este contexto?

Cada país es soberano para definir ese marco regulatorio que nos están planteando estos desafíos nuevos, pero es imprescindible tener ciertos nortes, ciertas guías de principios que orienten la formulación de nuevas legislaciones, y creo que la UNESCO por su prestigio, por su capacidad profesional, por el avance que han tenido estos temas en los últimos años, ha de ser un asesor de primera línea, un acompañante de estos procesos, colaborando con información, con acumulación de conocimiento y propuestas, con recomendaciones en general.

Pero además la UNESCO se viene constituyendo como plataforma para ese debate y diálogo fructífero en temas que, además de ser muy complejos, son muy sensibles.

¿Cómo se hizo presente la UNESCO en esta actividad, y cómo contribuyó a sus resultados?

La PRAI se ha reunido ya en varias oportunidades pero este era ya un momento de refundación de esta plataforma de reguladores audiovisuales que se encontraba con un proceso muy interesante de discusión sobre los desafíos regulatorios.

Con la UNESCO hemos estado avanzando en algunos informes y artículos que puedan dar luces en este proceso. Particularmente en este caso la UNESCO participó para presentar algunos avances de un trabajo sobre los desafíos y tendencias en materia de regulación de medios en, pero también para recoger insumos de un sector muy importante de la comunicación: los reguladores. No son los únicos, también nos interesa saber la opinión de la academia, de los empresarios, de la sociedad civil… pero los reguladores sin duda son sin duda un actor destacado en este tema, y para completar esos trabajos que estamos produciendo era necesario conversar con ellos.

Creo que la UNESCO llega en un momento preciso y adecuado para realizar aportes específicos, como el documento “Tendencias mundiales de la libertad de expresión y el desarrollo de los medios: Situación en América Latina y el Caribe” . PRAI ha recibido con mucho agrado los aportes que la UNESCO ha realizado en su evento, y la presidencia de la PRAI ya ha adelantado nuevas posibles acciones conjuntas y colaboración para que los debates lleguen a buen término.

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)