OSC señalan que zero rating es la principal amenaza para la neutralidad de red en América Latina