Regulación de los medios de comunicación: ¿cuál es el mínimo necesario?