Observacom
Sin categoría

Relator de expresión de la CIDH tiende puente a Ecuador

Edison Lanza se mostró dispuesto a dialogar con el Gobierno ecuatoriano sobre la ley aprobada en 2013, criticada por la Relatoría que dirige y por gremios de medios.

ECUADOR | 12 de diciembre de 2014

El relator sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el uruguayo Edison Lanza, se mostró dispuesto a dialogar con el Gobierno ecuatoriano sobre la Ley de Comunicación, criticada por la Relatoría que dirige y por gremios de medios.

Lanza, quien participó este viernes 12 de diciembre en una conferencia denominada “Estándares interamericanos sobre diversidad, pluralismo y libertad de expresión”, organizada por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), reconoció que la aplicación de la ley ecuatoriana ha causado tensión con el Gobierno de Ecuador.

Algunas recomendaciones expuestas por la relatoría a Ecuador causaron “una suerte de polarización” entre ambas partes, aunque hay asuntos “rescatables” de la normativa, señaló Lanza al expresar, a su modo, su disposición a mantener un acercamiento.

“Para bailar el tango se necesitan dos, yo estoy dispuesto a bailar, veamos si la otra parte quiere”, comentó el relator al precisar que las recomendaciones que presenta la Relatoría deberían ser tomadas como “recomendaciones, como una forma de colaborar” en la normativa de la comunicación.

En junio de 2013, la entonces relatora Catalina Botero urgió a Ecuador a revisar la Ley Orgánica de Comunicación para evitar una posible restricción “grave” a la libertad de prensa y un “efecto intimidatorio” en los medios.
En su momento, la Sociedad Interamericana de Prensa también se pronunció sobre lo que catalogó como un grave retroceso para la libertad de prensa y expresión en América Latina.

Para Lanza, que asumió el cargo hace dos meses, “hay cosas rescatables de la ley”, como la promoción de los medios comunitarios; y otras que le “preocupan” a la Relatoría, entre ellas que se intente considerar a la comunicación como un servicio público. “Esa es una consideración que no está en ningún instrumento de derechos humanos, ni siquiera en instrumentos del resto de países de la región” y que para la Relatoría es “una visión equivocada”, añadió.

Un servicio público, como el sanitario, la provisión de agua potable o la educación, el Estado, que es su titular, lo puede regular “de principio a fin”, comentó Lanza. En el caso de la comunicación, un Estado no pude regularla “de principio a fin”, es decir, no puede ordenar cómo se hace una nota, qué es lo que se debe publicar o “cuál es el contenido aceptable y qué no es aceptable”, afirmó.

Lanza también cuestionó a los medios que reproducen estereotipos negativos y aceptó que se puedan regular ese tipo de contenidos, como lo hace la ley ecuatoriana, aunque discrepó de que se impongan “sanciones tan excesivas” que terminan por generar “miedo”. “La libertad de expresión es un tema siempre complicado”, porque “en medio está la política”, añadió el relator, al insistir en que el tema de la libre expresión debe ser entendido como un derecho humano.

Asimismo, al responder preguntas del auditorio, dijo que la presencia cada vez más importante de los medios públicos en la escena nacional tiene como raíz el que antes solo había medios privados. Los medios estatales, como en Europa, pueden contribuir a la promoción de los derechos, señaló Lanza, pero advirtió que debe haber una diferencia entre “medios públicos y medios gubernamentales”.

Según Lanza, los medios públicos deben actuar “con independencia” de los gobiernos, que también tienen sus canales de expresión.

Tomado de LA PRENSA