Servicios VoD norteamericanos concentran más de 20% de las audiencias en siete países de la Unión Europea