Telefónicas públicas y privadas de Venezuela bloquean contenidos sobre corrupción y crisis política en Internet