Zero rating no afecta la competencia, según la Comisión Europea