Observacom
Actualidad - Global

Amnistía Internacional: Google y Facebook son «Gigantes de la Vigilancia» que amenazan la privacidad y la libertad de expresión

El modelo de negocio de Facebook y Google basado en la vigilancia representa una amenaza para la privacidad, la libertad de expresión y otros derechos humanos, de acuerdo con el informe Gigantes de la Vigilancia: cómo el modelo de negocio de Google y Facebook amenazan los derechos humanos de Amnistía Internacional.

La organización recomienda la necesidad de una “transformación radical del modo en que las grandes empresas tecnológicas desarrollan sus actividades a fin de dar paso a una Internet basada en los derechos humanos”.

A su vez, recomienda a los gobiernos la adopción de una “regulación efectiva de las grandes empresas tecnológicas en consonancia con el derecho de los derechos humanos”.

El documento de Amnistía Internacional señala que la concentración del poder en las grandes plataformas fue el disparador para el desarrollo de un modelo de vigilancia. “El creciente poder de Google y Facebook como gatekeepers al modo en que la gente se involucra con el mundo digital ha sido el motor central de la erosión de la privacidad online… Ahora las compañías pueden abusar de la privacidad porque la gente no tiene otra opción que aceptar” [sus términos], dice el informe.

El documento plantea que en base al poder de los gigantes tecnológicos resulta evidente la necesidad de avanzar una regulación gubernamental de la industria, basada en los derechos humanos. “Es vital que cualquiera sea la forma que tome el nuevo régimen regulatorio, se base en una aproximación desde los derechos humanos y tenga en cuenta los impactos inherentes de los modelos de negocio basados en la vigilancia en el derecho a la privacidad y otros derechos”, sostiene.

En este sentido, el estudio genera una serie de recomendaciones para los Estados tales como la adopción de medidas para garantizar que el acceso y uso a servicios e infraestructura digital no quede condicionado a la vigilancia ubicua, es decir, el derecho de los usuarios a “no ser rastreados” por anunciantes o terceras partes.

Además, se debe evitar que las compañías hagan que el acceso a sus servicios esté condicionado a dar “consentimiento” a la recolección, procesamiento o compartición de sus datos personales para marketing o publicidad.

También se recomienda a los gobiernos que aprueben y haga cumplir las leyes de protección de datos con derechos humanos, así como garantizar la existencia de agencias nacionales independientes para la protección de datos, con recursos y experiencia significativa para investigar y sancionar las violaciones de Google, Facebook y otros gigantes tecnológicos.

Amnistía también recomienda que las regulaciones se hagan a partir de un proceso de consulta pública con expertos técnicos independientes y grupos afectados, para garantizar la supervisión del diseño, desarrollo e implementación de sistemas algorítmicos para garantizar que las empresas sean legalmente responsables de los daños a los derechos humanos vinculados a dichos sistemas.

Otras recomendaciones pasan por la adopción de políticas públicas cuyo objetivo principal sea garantizar el acceso universal, así como garantizar el acceso a remedios efectivos ante daños a los derechos humanos causados por las compañías tecnológicas, entre otras.

El informe de Amnistía Internacional también postula recomendaciones para las empresas. Primero, que Google, Facebook y otras compañías tecnológicas deben encontrar formas para desarrollar modelos de negocio respetuosos de los derechos humanos.

Además, recomienda que las compañías se abstengan de realizar acciones de lobby para lograr la relajación de la legislación sobre protección de datos y privacidad en las que incremente el riesgo de abusos a los derechos humanos.

Por último, se recomienda que las compañías tecnológicas tomen acciones para remediar cualquier abuso a los derechos humanos que puedan haber causado a través de sus operaciones.

 

ENLACES RELACIONADOS:

Aportes para una regulación democrática de las grandes plataformas que garantice la libertad de expresión en Internet

Edison Lanza: “hiperconcentradas” compañías de Internet son “gatekeepers del debate público” que deben adoptar estándares de DDHH

 

Imagen destacada: Amnesty USA

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)