CensuraBot

Desde el 16/3, YouTube, Facebook y Twitter, advirtieron que se podrían eliminar “erróneamente” informaciones y contenidos por infracciones de las políticas durante la pandemia de COVID19. Esto se debe a que las empresas permanecerán vacías y dejan en manos de algoritmos la eliminación automática de contenidos. Esto, en un escenario donde aumentan las presiones para que las plataformas eviten la desinformación en sus redes.

Analistas de todo el mundo han advertido del problema que esto supondría para la libertad de expresión, al quitar del acceso a la población contenidos relevantes para el actual momento: entrevistas, análisis, datos, e incluso opiniones sobre el tema, sólo porque un filtrado automático con criterios muy amplios y vagos identifica ese contenido como violatorio de las normas comunitarias de la plataforma.

Esto implicará remoción de contenidos pero también suspensión de cuentas, lo que supone que hay personas cuyo “medio de comunicación” para informar u opinar sobre un tema de relevante interés público será censurado.

OBSERVACOM ha comenzado a monitorear esta situación, con recursos propios y en colaboración con otros colegas, para identificar el impacto que la regulación privada de espacios públicos en Internet tiene sobre la libertad de expresión y el derecho a la información en línea.