Gobierno de Bolsonaro planea un decreto para modificar el Marco Civil de Internet

El gobierno de Jair Bolsonaro ha sido duramente criticado por organizaciones defensoras de los derechos digitales tras filtrarse un documento interno que prevé una nueva regulación del Marco Civil da Internet (MCI), la Ley 12.965/2014, considerada la Constitución de Internet en Brasil. El proyecto de decreto del Gobierno establece que los contenidos disponibles en redes sociales sólo podrán ser retirados por orden judicial. Es decir, las plataformas no podían bloquear activamente a los usuarios ni eliminar sus contenidos, con pocas excepciones.

El proyecto de decreto, que originalmente procedía del Ministerio de Turismo, fue enviado para su evaluación al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovaciones y al Ministerio de Comunicaciones.

El texto dice que la exclusión, cancelación o suspensión de los servicios y funcionalidades de las cuentas de las que sea titular el usuario sólo serán posibles por orden judicial. La excepción se da en casos expresamente enumerados en el decreto, como cuando hay defecto, las cuentas simulan la identidad de terceros o son automatizadas, y los contenidos que vulneran los derechos de los niños y adolescentes o configuran prácticas ilegales.

También prevé un mecanismo para el ejercicio del derecho de apelación y defensa en caso de retirada de contenidos. En este caso, las plataformas están obligadas a informar al usuario de la decisión y de sus circunstancias, así como de la posibilidad de impugnarla, incluso por vía electrónica.

La opinión de la sociedad civil organizada

Carlo Affonso, abogado e investigador del Instituto de Tecnología y Sociedad (ITS), en una entrevista con el sitio web Teletime, declaró que el decreto para cambiar el Marco Civil de Internet, tal como lo propone el gobierno, es inconstitucional al imponer obligaciones que van más allá de la ley federal. Es decir, innova en relación con lo definido por el proceso legislativo. 

Para Ramênia Vieira, responsable de Relaciones Institucionales del Colectivo Intervozes, la ilegalidad del texto radica en que modifica un régimen ya establecido por la ley. Vieira también recordó que, si el decreto es publicado, el análisis de la sección del art. 19 del Marco Civil de Internet, que está siendo revisado por el Supremo Tribunal Federal, puede ser acelerado.

Posición del CGI

El Comité Gestor de Internet de Brasil (CGi.Br) decidió en su reunión mensual crear un grupo de trabajo multisectorial para analizar el proyecto de decreto del gobierno de Bolsonaro que propone cambios en las normas de moderación de contenidos en el Marco Civil de Internet y prevé castigos para los proveedores de aplicaciones.  Además, CGI pidió ser oído por el gobierno en el asunto, haciendo valer la disposición del propio Marco Civil de Internet, que establece que la entidad debe ser escuchada en los asuntos relativos al uso de Internet en Brasil.