Observacom
Análisis - Paraguay

Genera preocupación en Paraguay adquisición de medios de comunicación por empresa del presidente Cartes

Diversas organizaciones de comunicación como también parlamentarios de la oposición expresaron su malestar y preocupación por las sucesivas adquisiciones de holdings de medios de comunicación por parte de empresas vinculadas al presidente de Paraguay,  Horacio Cartes.

 Rubén Ayala*/ Noviembre 2015.

English|Portuguese

La organización VOCES Paraguay, gremio que congrega a radios comunitarias y medios alternativos del Paraguay, emitió un comunicado con el título “Peligroso camino para la democracia y la libertad de expresión en Paraguay En el pronunciamiento se lee que durante el presente año, el grupo empresarial propiedad del presidente de la república, Horacio Manuel Cartes Jara, adquirió el holding de medios de dos grupos empresariales: primero, Grupo Nación de Comunicaciones de la familia Domínguez que componen el diario La Nación, el diario Crónica (con versiones impresas y digitales), y dos emisoras de radio (Montecarlo en FM y la 970 en AM)”. Así mismo, continúa el pronunciamiento “adquiere medios del Grupo Multimedia propiedad del ex presidente de la república Juan Carlos Wasmosy, el diario Popular, el periódico online Hoy y la radio online Laser Stream. Así el Grupo Cartes se hace propietario de 3 periódicos impresos, 3 digitales; 1 emisora de radio en AM, 1 en FM y 1 online, totalizando 9 medios”.

En su reclamo la organización VOCES Paraguay “rechaza la práctica de concentración de medios de comunicación porque es un serio obstáculo para la construcción de la cultura democrática, teniendo en cuenta la falta de diversidad y pluralismo en la producción de información y contenido, y el acaparamiento de la libertad de expresión en contra de la igualdad de oportunidades”. Así mismo, la organización “repudia la conducta del presidente de la república, quien en su carácter de administrador de la cosa pública, es el primer obligado a cumplir y hacer cumplir el marco jurídico y el Estado de derecho en el país”. VOCES además “condena el oligopolio de los medios de comunicación por atentar contra principios y derechos humanos fundamentales como la igualdad de oportunidades, la pluralidad informativa e ideológica, la diversidad comunicacional, entre otras”. El gremio de radios comunitarias exige que “el Estado promueva políticas públicas de comunicación y ley de medios audiovisuales que respete el derecho a la comunicación, garanticen la diversidad y la pluralidad informativa y de contenido y el respeto irrestricto y en igualdad de oportunidad de la libertad de expresión”. Por último el pronunciamiento de VOCES Paraguay “exhorta a organismos internacionales como las Relatorías de Libertad de Expresión de la CIDH, ONU, Unesco, Mercosur y Unasur seguir con atención esta situación atentatoria contra la libertad de expresión y la cultura democrática en Paraguay”.

Por su lado el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP)  en un posicionamiento dado a conocerrechaza la concentración de medios y alerta sobre los riesgos para la democracia que entraña que el titular del Poder Ejecutivo, que además intenta cooptar los demás poderes del Estado, en una agresiva campaña por dominar el sector de los medios de comunicación”. El SPP señala por otra parte que paralelo a esto el Gobierno “ha vaciado y reducido los medios públicos a meros voceros del partido de gobierno”.

Por otro lado, parlamentarios de la oposición también se manifestaron en contra de este hecho. La senadora Desirée Masi, del Partido Democrático Progresista (PDP) en una declaración a los medios manifestó la preocupación de su partido por la concentración de los medios de comunicación” y enfatizó  «esa concentración del poder mediático, en el caso del presidente,  que se une al poder político y al poder económico, no es beneficioso ni para el país, ni para el propio presidente, ni para la democracia».

Por su lado, el senador Hugo Richer  del Frente Guasu, partido del ex presidente de la república, Fernando Lugo, manifestó que «a nivel social y político no puede tomarse como una banalidad la concentración de medios de comunicación en manos del actual presidente o cualquier otro, ya que esto afecta la democracia, como así también, a la calidad y la profundidad de la prensa y la libertad de expresión».

Otro legislador que expresó su rechazo a la concentración de medios fue el senador Adolfo Ferreiro, del Partido Avanza País, quien manifestó que “la acumulación de medios en un solo sector puede usarse como herramienta de manipulación de la opinión pública y que a través de los medios propios se puede ir generando una ‘voz única’, que no permita a la ciudadanía acceder a la verdad sobre los temas más candentes, ya sea de la política como de la economía”.

Si bien la Constitución de la República del Paraguay no habla explícitamente de monopolio, oligopolio o concentración de medios en los artículos referentes a la comunicación y al ejercicio del periodismo, sin embargo en los artículos 27 y 30 respectivamente se menciona que se “garantiza el pluralismo informativo” y “la ley asegurará, en igualdad de oportunidades, el libre acceso al aprovechamiento del espectro electromagnético…

Hay sí una referencia al tema “monopolio” en la sección correspondiente a los derechos económicos que entendemos igualmente puede aplicarse a los medios comerciales. En este sentido, el artículo 107 menciona que: Se garantiza la competencia en el mercado. No serán permitidas la creación de monopolios y el alza o la baja artificiales de precios que traben la libre concurrencia”.

La Ley 642/95 de Telecomunicaciones, que por cierto es objeto de fuertes críticas por parte organizaciones que defienden y promueven el derecho a la comunicación y la democratización de los medios en Paraguay por su contenido discriminatorio y enfoque más comercial que de derecho,  establece en el artículo 16, al referirse a las funciones de la Conatel (órgano aplicador de la Ley) prevenir conductas anticompetitivas y discriminatorias y las bajas o alzas artificiales de precios y tarifas”, estableciendo además en el artículo 29 que ¨los servicios de difusión se prestarán en régimen de libre competencia”. 

Por otro lado en el Decreto Nº 1435 que reglamenta la Ley de Telecomunicaciones en su Artículo 7.º plantea que “el acceso a la utilización y prestación de los servicios de telecomunicaciones está sujeto al principio de no discriminación e igualdad de oportunidades; por lo tanto, las empresas prestadoras de dichos servicios, de acuerdo a la oferta disponible, no pueden negar el servicio a ninguna persona física o jurídica que cumpla con las condiciones establecidas para la utilización de dicho servicio”.

Indudablemente en Paraguay es imperativo un mayor debate sobre la importancia de la pluralidad y la diversidad en la producción y acceso a la información, así como los alcances e implicancias de la libertad de expresión para la consolidación de nuestra aún débil democracia.

Es fundamental a la vez acompañar este debate con políticas públicas de comunicación y marco jurídico acorde con los estándares internacionales de libertad de expresión y derecho a la comunicación que impida taxativamente el  monopolio, oligopolio o cualquier intento de concentración de medios, más aún cuando, como en este caso del  presidente Cartes, esto está vinculado al poder económico y político, situación que puede generar  imprevisibles consecuencias negativas para la democracia en Paraguay.

*Coordinador General Nacional VOCES Paraguay 

Asociación de Radios Comunitarias y medios Alternativos del Paraguay

ENLACES RELACIONADOS:

http://observacom.org/clipping/paraguay-acumulacion-de-medios-por-cartes-es-muy-peligrosa/

http://observacom.org/clipping/paraguay-la-camara-de-diputados-aprobo-un-pedido-de-informe-a-la-comision-nacional-de-competencia-conacom-sobre-la-concentracion-de-medios-de-comunicacion-en-el-grupo-nacion-vinculada-al-president/

http://observacom.org/clipping/paraguay-mayor-concentracion-de-poder/