Observacom
Actualidad - Global

OBSERVACOM alerta sobre el impacto para la libertad de expresión de la censura algorítmica de plataformas en tiempos de COVID-19

La pandemia de COVID-19 pone de manifiesto una multiplicidad de problemas sobre la regulación privada de las grandes plataformas de Internet para la moderación de contenidos por lo cual OBSERVACOM ha comenzado a monitorear esta situación para identificar su impacto sobre la libertad de expresión y el derecho a la información en línea.

Censura algorítmica, desinformación, riesgos a la privacidad y uso de tecnologías digitales para vigilancia masiva en Internet son algunos de los problemas que distintas organizaciones de derechos digitales vienen denunciando pero que, frente a la pandemia, se vuelven más evidentes.

Desde mediados de marzo, YouTube, Facebook y Twitter, advirtieron que podrían eliminar “erróneamente” informaciones y contenidos por infracciones de sus políticas. ¿El motivo? Durante la pandemia de COVID-19, para proteger a los empleados las oficinas permanecen vacías, por lo que la identificación de contenidos que violen sus políticas se realiza por filtrado automático. Además, las empresas anunciaron que los tiempos de respuesta de los reclamos o apelaciones de sus usuarios contra las decisiones podrían ser más lentos.

La utilización de inteligencia artificial y la falta de transparencia en los criterios de moderación de contenidos de las plataformas no son algo novedoso, pero en estos momentos excepcionales sus efectos se tornan más visibles y sistemáticos.

La eliminación de contenidos relevantes para el momento actual por filtrado automático -definido muchas veces a partir de criterios amplios y vagos-, que identifica ese contenido como violatorio de las normas comunitarias de las plataformas, puede suponer la censura a personas y cuentas que utilizan las redes como espacio para informar u opinar sobre un tema de interés público como son los efectos del coronavirus y las medidas que se deberían adoptar para enfrentarlo.

Al respecto, los Relatores de Libertad de Expresión de Naciones Unidas, América y Europa hicieron un llamado a empresas y gobiernos para fomentar el acceso y libre circulación de información frente al COVID-19. Los Relatores advierten que la reducción de contenidos y censura puede dar lugar a la limitación del acceso a información importante para la salud pública y sólo debe realizarse cuando se cumplan las normas de necesidad y proporcionalidad”.

En el marco del monitoreo que realiza OBSERVACOM, nuestra organización está compartiendo en su sitio web y a través de sus cuentas en redes sociales, una serie de análisis, informaciones y también evidencias sobre con casos que permiten ilustrar el impacto negativo para la libertad de expresión de los mecanismos de filtrado automático en línea.

El artista argentino radicado en España, Gerónimo Rauch, publicó un video en Instagram en el que contaba que tenía coronavirus y explicaba sus síntomas para concientizar sobre la situación. El video fue eliminado de la plataforma y tampoco pudo compartirlo en Facebook porque el algoritmo consideró que violaba las normas de las plataformas.

De igual modo, TechCrunch publicó que Facebook bloqueó sitios web legítimos por un “error” de sus sistema antispam en su News Feed, lo que impidió que contenido sobre coronavirus publicado en medios de comunicación tales como Medium, Buzzfeed y USA Today pudiera ser compartido.

En Twitter, el caso que más resonancia ha tenido hasta ahora es el del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Los mensajes publicados por el mandatario -desafiando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la propagación de coronavirus- fueron censurados.

“¿Twitter puede censurar a un Presidente por opinar en un tema de interés público porque «viola sus reglas»? Lacalle Pou no quiere cuarentena… si Twitter no está de acuerdo, ¿también lo censurará? …No cuestiono este caso, sino que la empresa pueda decidir quién habla y quién no, sin garantías procesales mínimas, en temas de interés público”, opinó Gustavo Gómez, Director Ejecutivo de OBSERVACOM, a través de su cuenta de Twitter.

Este tema de salud pública pone sobre la mesa que la autorregulación de plataformas no es suficiente y plantea la urgencia y necesidad de elaborar mecanismos de regulación pública y/o corregulación para que la moderación de contenidos en línea sea compatible con los estándares internacionales de derechos humanos.

Cabe recordar que los Relatores de Libertad de Expresión advirtieron en su declaración conjunta de 2019 que el “control privado es una amenaza para la libertad de expresión” en Internet.

Los Relatores destacan que ”el poder de las empresas privadas y, particularmente, de las redes sociales, las plataformas de búsqueda y otros intermediarios, sobre las comunicaciones, con un enorme poder concentrado en unas pocas empresas”.

En tal sentido, propusieron una serie de medidas (incluso regulatorias y legales) para limitar ese poder, entre las que se incluyen iniciativas regulatorias y legales relativas a la moderación algorítmica de contenidos, mecanismos de supervisión sobre reglas privadas de moderación de contenidos, soluciones basadas en derechos humanos para enfrentar el problema de la desinformación, establecimiento de reglas para remediar la concentración indebida de la propiedad y limitar la posición dominante de empresas que prestar servicios de comunicación digital, entre otras.

La pandemia hace más evidente las limitaciones de la autorregulación y se convierte en un momento de especial importancia para proponer alternativas sobre el modelo de gobernanza de Internet.

En línea con las recomendaciones de los Relatores, OBSERVACOM y otras siete organizaciones de América Latina planteamos una perspectiva latinoamericana sobre la gobernanza de Internet que garantice procesos de moderación privada de contenidos compatibles con los estándares internacionales de derechos humanos. La iniciativa completa se puede leer aquí.

ENLACES RELACIONADOS:

¿Cómo funciona el filtrado automático de YouTube sobre COVID19? Universidad de Amsterdam promovió ejercicio de observación colectiva de su algoritmo

Relatores de Libertad de Expresión: los gobiernos deben fomentar el acceso y libre circulación de información frente al COVID-19

Alertan sobre el uso de tecnologías digitales frente al COVID-19 en América Latina. Demandan que se respeten los DDHH

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)