ANATEL prohibió a las telefónicas limitar o bloquear el tráfico de datos de Internet fija