Observacom
Análisis Observacom Español Regulación

Fiscalía Económica aprueba fusión AT&T-Time Warner en Chile

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobó la fusión entre AT&T y Time Warner, estableciendo como condición medidas para resguardar información sensible sobre los clientes, el acceso a terceros a los canales de programación de Time Warner en forma no discriminatoria y el establecimiento de un mecanismo de solución de controversias para la negociación de acuerdos de licenciamiento entre canales de programación y operadores de TV paga, según informó el organismo a través de un comunicado.

Ana Bizberge *

En Chile, AT&T presta servicios como operador de TV satelital a través de DirecTV, y Time Warner controla el canal de TV abierta Chilevisión y distintas señales a través de las divisiones de Turner y HBO, entre ellas, CNN Chile.

“La operación da origen a una relación vertical entre la provisión mayorista de canales de televisión de pago por parte de Time Warner, como proveedor de contenido, y la provisión minorista de servicios de televisión de pago, a través de DirecTV como operador de TV paga”, señaló la FNE en su comunicado. Por eso decidió aprobarla estableciendo condiciones de “mitigación” de riesgo de que se produzcan condiciones anticompetitivas. El informe completo de la FNE puede verse aquí.

Recientemente, México también aprobó la transacción estableciendo condiciones como “separación de Sky México respecto de la provisión de canales para proveedores de STAR [Televisa] por parte de TW y AT&T a nivel de Consejeros y Personal Relevante; separación de HBO LAG [HBO Latin America Group] de las operaciones de TW en la provisión de canales para TV de Paga; obligaciones de atender todas las solicitudes de acceso a canales que TW reciba de los proveedores de la TV de Paga y a negociar en condiciones competitivas; mecanismos de reporte y verificación”.

En América Latina, la fusión también fue aprobada en Colombia y Ecuador según información de FNE, así como también en Europa obtuvo el visto bueno en marzo de este año.

En Latinoamérica, la transacción aún está bajo análisis en Argentina y Brasil. En éste último, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) analiza el impacto de la fusión en la competencia. Hace poco, la Superintendencia General del CADE pidió la impugnación de la operación ya que consideró que existen indicios de discriminación vertical.

A comienzo de año, el CADE solicitó opinión a la Agencia Nacional de Cine (ANCINE) y a la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL). Mientras que ANCINE recomendó vetar la fusión, el área técnica de ANATEL consideró que la operación no entraba en conflicto con las disposiciones de la Ley de Servicios de acceso condicionado (Seac) o ley de TV paga.

En Estados Unidos, país de origen de ambas empresas, la fusión por absorción está bajo estudio. En octubre de 2016, AT&T anunció la adquisición de TW por la suma de US$ 85.400 millones, luego de haber comprado un año antes, en 2015, al operador de TV satelital DirecTV

Durante su campaña presidencial, Donald Trump se manifestó en contra de la fusión AT&T-TW, que está actualmente en revisión y pendiente de aprobación por el Departamento de Justicia, que evalúa su posible impacto en la competencia en el mercado. Sin embargo, prensa especializada y analistas sostienen que es probable que sea aprobada debido a la impronta de laissez faire del presidente para los negocios.

Desde la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) manifestaron que no tienen autoridad regulatoria para intervenir en el proceso haciendo propios los argumentos de AT&T que, en su reporte anual 2016, señala que esperan que TW no deba transferirle ninguna de sus licencias otorgadas por el regulador con el objetivo de que continúe con sus operaciones luego de que se cierre la transacción.

Así, desde la perspectiva del regulador, en la medida que no haya un cambio de titularidad de las licencias, no se justifica su pronunciamiento dado que el Departamento de Justicia es el que se encarga de evaluar si la fusión puede lesionar el mercado a través de prácticas monopólicas.

Según el informe de la compañía, durante 2016, AT&T obtuvo ingresos por US$ 163.800 millones, de los cuales US$ 7.000 millones correspondieron a América Latina (4,3% de los ingresos totales), provenientes de las operaciones de TV paga a través de DirecTV (con 12 millones de abonados a nivel regional) y de telefonía celular en México (11,9 millones de suscriptores, casi el 9% del mercado de telefonía móvil en dicho país).

Por su parte, TW reportó ingresos globales por US$ 28.318 millones, de los cuales, la mayoría provienen de Warner (US$ 13.037 millones), seguido de Turner (US$ 11.364 millones) y HBO (US$ 5.890 millones). Si bien la compañía no reporta los datos específicos para Latinoamérica, en la región el área de mayor importancia es la de Turner, donde cuenta con gran cantidad de señales en la grilla de los operadores de TV paga (incluido DirecTV), entre las que se destacan HBO, Warner, TBS, TNT, CNN, Boomerang, Cartoon Networks, Adult Swim, Turner Sports, entre otras.

Además, en Chile cuenta con el canal de TV abierta, Chilevisión, segundo en el rating detrás de Mega, y en Argentina, luego de disputarse Telefé- que finalmente quedó en manos de Viacom-, obtuvo los derechos del fútbol de primera división en el país.

*Responsable de contenidos de OBSERVACOM

ENLACES RELACIONADOS:

Aumenta la concentración en Argentina con la fusión entre Telecom y Cablevisión del Grupo Clarín

Televisa, riesgo para fusión AT&T-Time Warner

OFCOM investigará si la fusión Fox-Sky afecta pluralidad de medios en Reino Unido

Notas relacionadas

Senado vuelve a considerar el proyecto de Ley TIC pero aún se desconoce su contenido

Observacom

Public Knowledge presenta guía sobre regulación antimonopolio para activistas

Observacom

Radiodifusores comerciales de EEUU reclaman relajación de reglas de concentración de radio

Observacom