Jack Dorsey, CEO de Twitter: la plataforma no es una esfera pública saludable