Relatores de ONU y CIDH recomiendan no criminalizar a los medios comunitarios en México. Seguridad de periodistas es el principal problema en el país