Observacom
Actualidad - España

Asignación del segundo dividendo digital en España para 5G afectará el acceso de 38 millones de personas a la TV abierta

El ex Consejero de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Ángel García Castillejo, afirma que con la asignación del segundo dividendo digital en España –que supone el traslado de las frecuencias utilizadas por los servicios de televisión para el despliegue de servicios móviles 5G en el marco de acuerdos de la Unión Europea- se verán afectados 38 millones de ciudadanos que tendrán dificultades para acceder al sistema de TV abierto y gratuito. Por eso recomienda adoptar medidas suficientes para mitigar sus impactos negativos

Recientemente, el gobierno español definió la tramitación de urgencia para la aprobación del proyecto de Real Decreto “por el que se aprueba el plan técnico nacional de la televisión digital terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del segundo dividendo digital”.

De acuerdo con el proyecto, la banda de 694 a 790 Mhz (banda de 700 Mhz, que en España constituye el segundo dividendo digital, mientras que el primer dividendo hace referencia a la banda de 800 Mhz) sería liberada y destinada a servicios de telecomunicaciones para impulsar el desarrollo de 5G y el servicio de televisión digital terrestre se prestaría en la banda de 470 a 694 MHz (canales radioeléctricos 21 a 48).

Según García Castillejo, los canales de televisión abierta son los de mayor audiencia en España, representan el 93% del total de las audiencias. En este sentido, explica que “la TDT, es la forma en la que, cada día, la inmensa mayoría de los ciudadanos ve la televisión… Alrededor de 38 millones de ciudadanos en la práctica totalidad del territorio (excepto siete zonas: A Coruña Norte y Sur, Asturias, Barcelona, la isla de Menorca, Murcia Norte y Toledo) se verán afectados por los cambios consecuencia del segundo Dividendo Digital. Básicamente, se trata de desplazar el servicio de televisión en el espectro radioeléctrico con el fin de dejar espacio a la telefonía para el despliegue de la nueva generación de transmisión móvil en 5G. Es el proceso de liberación del segundo Dividendo Digital”.

A continuación compartimos la nota de opinión completa de Ángel García Castillejo, titulada “La TDT y el segundo Dividendo Digital”.

El 31 de marzo de 2010 se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la Ley 7/2010, General de la Comunicación Audiovisual y entraba en vigor un mes más tarde. Pero tres días después, el 3 de abril de 2010, coincidiendo con la finalización del segundo periodo concesional de los operadores que hasta ese momento gestionaban de forma indirecta el servicio público de televisión, apagaban definitivamente sus emisiones en analógico y España pasaba a ser uno de los países pioneros en completar exitosamente el proceso de transición a la Televisión Digital Terrestre, la TDT.

Desde entonces hasta hoy, en apenas nueve años, la TDT y sus telespectadores han vivido un primer dividendo digital para facilitar el despliegue del 4G de 2014-2015, que obligó a resintonizar y adaptar instalaciones de recepción, nuevos concursos de adjudicación de licencias y una grave crisis publicitaria que incidió de forma directa en el modelo de negocio de la televisión comercial en abierto y que igualmente ha provocado vaivenes en la televisión pública. Desde la entrada en vigor de la Ley General de Comunicación Audiovisual, la televisión ha pasado a ser un servicio de interés general y se mantiene como servicio público la ofrecida por las entidades públicas como es el caso de TVE y las televisiones públicas autonómicas y locales.

Pero lo que es relevante, es que la TDT, la televisión en abierto, con vocación de servicio universal que es accesible para todos los ciudadanos independientemente de su situación social o ubicación geográfica de forma gratuita, son los canales de televisión que ve el 93% del total de las audiencias en España, independientemente de su forma de acceso.

En suma, la TDT, es la forma en la que, cada día, la inmensa mayoría de los ciudadanos ve la televisión, y que ahora se encuentra obligada a un cambio que afectará a la práctica totalidad de los edificios de viviendas de nuestro país, unas 850.000, en un plazo relativamente corto. Alrededor de 38 millones de ciudadanos en la práctica totalidad del territorio (excepto siete zonas: A Coruña Norte y Sur, Asturias, Barcelona, la isla de Menorca, Murcia Norte y Toledo) se verán afectados por los cambios consecuencia del segundo Dividendo Digital. Básicamente, se trata de desplazar el servicio de televisión en el espectro radioeléctrico con el fin de dejar espacio a la telefonía para el despliegue de la nueva generación de transmisión móvil en 5G. Es el proceso de liberación del segundo Dividendo Digital.

Este proceso de migración y liberación de espectro para el 5G, además de ineludible, se trata de un cambio que no admite retrasos por lo ajustado de la planificación realizada, necesaria para cumplir con los compromisos adquiridos en el ámbito de la Unión Europea que exige sea llevado adelante de forma coordinada y simultánea y que implica una fortísima inversión para el despliegue de la banda ancha móvil en 5G.

El proyecto de Real Decreto por el que se aprobará el Plan Técnico Nacional de TDT y se regulan determinados aspectos para la liberación del segundo Dividendo Digital, en el que se abordan las cuestiones técnicas de este proceso, en estos momentos se encuentra en tramitación, y será la base sobre la que se asentará la prestación del servicio de televisión en abierto de hoy hasta al menos 2030.

En momentos de debate democrático y electoral, hay que destacar favorablemente que la Hoja de Ruta nacional para la liberación del segundo dividendo digital se realizó por el Gobierno del Partido Popular y fue ratificada y publicada por el Gobierno del PSOE en junio de 2018, cumpliendo los plazos fijados por la Unión Europea y contando con el consenso y apoyo de todos los actores del sector audiovisual y de las telecomunicaciones que operan en España, lo que pone en evidencia el valor y relevancia de la TDT en nuestra sociedad.

Hay dos cuestiones básicas que han de aprobarse para la ejecución, con unas mínimas garantías, de este proyecto: El Real Decreto por el que se aprueba el Plan Técnico de la TDT y la dotación económica necesaria para su financiación en este ejercicio 2019 y así minimizar la repercusión negativa de esta migración para los ciudadanos y radiodifusores.

Un proceso de estas características exige potentes campañas informativas, contando con las organizaciones de consumidores, administradores de fincas, o instaladores de telecomunicaciones, con el fin de que los ciudadanos puedan conocer que deben adaptar sus instalaciones de recepción, cómo solicitar y obtener las compensaciones a las que pueden acogerse, y cuándo resintonizar sus televisores para acceder de forma óptima a la TDT.

El coste de estas actuaciones precisará una ampliación presupuestaria, pero terminará generando importantes beneficios, en términos de inversión, empleos e incremento de la competitividad, para la economía española en su conjunto, en el marco coordinado europeo.

ENLACES RELACIONADOS:

Relatoría recomienda asignación equitativa de dividendo digital, políticas para limitar la concentración y marcos específicos para regular Internet

IFT reubica 48 canales de TV y libera segundo dividendo digital

Notas relacionadas

Reconocer, estudiar, controlar y limitar la concentración mediática

Observacom

Edison Lanza: “hiperconcentradas” compañías de Internet son “gatekeepers del debate público” que deben adoptar estándares de DDHH

Observacom

Multa millonaria a Google y YouTube por violar la privacidad de menores en los canales infantiles de YouTube

Observacom
... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)