Observacom
Actualidad - Brasil

Bolsonaro impulsa cambios en el Consejo Superior de Cine y estrecha la dependencia del Ejecutivo

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, realizó una serie de cambios sobre la composición y ubicación institucional del Consejo Superior de Cine (CSC), que en la práctica se traduce en una mayor dependencia de la presidencia y, fundamentalmente, menos representación de la sociedad civil y especialistas del sector en el organismo encargado del diseño de la política audiovisual del país.

Mediante el Decreto 9.919, Bolsonaro transfirió el CSC a la Casa Civil (Presidencia) y lo quitó de la órbita del Ministerio de la Ciudadanía. Si bien desde su creación en 2001, el CSC fue instituido como órgano colegiado dentro de la estructura de la Casa Civil de la Presidencia de la República, luego había pasado a formar parte de la estructura del Ministerio de Cultura en 2009. El ex Presidente, Michel Temer, eliminó este ministerio pero, tras una serie de protestas, dio marcha atrás en la decisión que, finalmente, concretó Bolsonaro. De este modo, el CSC pasó a formar parte del nuevo Ministerio de la Ciudadanía y con el reciente decreto volvió a la Casa Civil. En síntesis, si bien el CSC siempre dependió del Ejecutivo, a partir de ahora reporta de forma aún más directa.

El mayor cambio del nuevo decreto tiene que ver con la composición del organismo, que reduce de 6 a 3 los representantes de la industria y de 3 a 2 los representantes de la sociedad civil. También se modifican los integrantes en representación del gobierno.

De acuerdo con el decreto 4.858 de 2003 y sus posteriores modificaciones de 2009, el CSC estaba compuesto por el Presidente, representantes del Ministerio de Justicia, de Relaciones Exteriores, de Hacienda, de Cultura, de Comercio Exterior, de Comunicaciones y de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

Además de los representantes del gobierno, se contemplaba la presencia de 6 especialistas en actividades cinematográficas y audiovisuales, representantes de los diversos sectores de la industria del cine y video nacional. A partir de ahora, serán solo 3.

La conformación del CSC se completaba con 3 representantes de la sociedad civil que, de aquí en más, se verán reducidos a 2.

El decreto 9.919 de 2019 establece que por parte del gobierno, el CSC estará conformado por el Presidente, un representante del ministerio de Justicia, de Relaciones Exteriores, de Educación, de la Ciudadanía, de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones, y por la Secretaría de Gobierno. Es decir, se eliminó la representación de Hacienda.

También se aleja a la Agencia Nacional de Cine (ANCINE), encargada de la promoción y fiscalización de mercado audiovisual del CSC, ya que anteriormente, en ausencia del Secretario Ejecutivo del Ministerio de Cultura, el representante de ANCINE podía ejercer representación en el Consejo.

Este movimiento se produce en un contexto de sucesivos intentos para debilitar a ANCINE, iniciados desde el gobierno de Temer. Recientemente trascendió que Bolsonaro estaría evaluando la extinción del organismo y transferencia de sus funciones al ministerio de la Ciudadanía, en especial, la gestión del Fondo Sectorial del Audiovisual con el que se financia la producción de obras audiovisuales.

Foto: Adriano Machado/Reuters

ENLACES RELACIONADOS:

ANATEL de Brasil impulsa eliminar la propiedad cruzada entre programadoras y distribuidores de contenidos audiovisuales en TV paga

Fin de la independencia de la TV pública: gobierno unifica TV Brasil con una televisora gubernamental

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)