Observacom
Actualidad - Brasil

Bolsonaro modifica el Marco Civil da Internet en medio de una escalada de amenazas a la democracia

Después de anunciar en mayo que cambiaría el Marco Civil da Internet (MCI), el gobierno de Jair Bolsonaro publicó, el pasado lunes 6 de setiembre, una normativa con nuevas reglas para limitar la moderación de contenidos por parte de las redes sociales. La Medida Provisoria Nº 068/2021 entrará en vigor 30 días después de su publicación, es decir, el 6 de octubre.

El texto de la MP -duramente criticada por organizaciones de la sociedad civil y académicos brasileños, reunidos en la Coalizão Direitos na Rede (CDR)- mantiene una lista taxativa de casos en los que las plataformas podrían interferir en las publicaciones de los usuarios o suspender o bloquear cuentas y contenidos sin orden judicial previa.

«A contrapelo del carácter participativo de la construcción del MCI, el gobierno federal adopta una postura de deslealtad republicana, niega el diálogo mínimo e inserta disposiciones incoherentes en la Ley Nº 12.965/2014», señaló el CDR, integrado por 50 entidades que trabajan en derechos digitales en el país.

Para muchos analistas, la publicación de la Medida Provisoria N° 1.068 el 6 de septiembre, un día antes de las manifestaciones realizadas por Bolsonaro y sus aliados contra el Supremo Tribunal Federal (STF), se entendió como un intento de impedir la moderación de los contenidos de ataque a las instituciones democráticas, el proceso electoral y la desinformación sobre la pandemia difundidos en las redes sociales.

Hubo una reacción de los partidos políticos que presentaron una denominada Acción Directa de Inconstitucionalidad (ADI) en el Tribunal Supremo contra la Medida Provisoria. Y hay presiones para que el presidente del Congreso Nacional, Rodrigo Pacheco, la devuelva a la Presidencia porque entienden que no cumple con el requisito formal de urgencia que exige este tipo de normas excepcionales. Folha de Sao Paulo informó que se espera que Pacheco tome una decisión sobre la medida esta semana y admite que hay una mayoría que considera la no aceptación de la medida.

Desde mayo, el gobierno de Bolsonaro amenazó con regular el Marco Civil da Internet. En un primer momento circuló entre los Ministerios, para su evaluación interna, un proyecto de Decreto para definir los casos en los que las redes sociales podrían moderar contenidos y cuentas. La propuesta inicial preveía la regulación de las aplicaciones de Internet, en general, y no específicamente de los intermediarios de contenidos en línea, algo que se ha modificado en esta versión.

Otra novedad con respecto a la versión original difundida es la inclusión de normas sobre cómo las redes sociales deben ofrecer la posibilidad de que los usuarios impugnen las decisiones de eliminación de contenidos. Según la MP, los usuarios tendrán derecho a «contradicción, defensa amplia y recurso» en los casos de moderación de contenidos, y el proveedor de la red social tendrá que ofrecer un canal electrónico dedicado a la aplicación de estos derechos.

Las Medidas Provisorias están previstas en la Constitución y tienen una validez de 120 días. Pueden no ser recibidos por el Congreso, si su presidente entiende que no cumplen los requisitos formales. Y, si se reciben, pueden ser aprobadas, incluidas las enmiendas, o rechazadas en su totalidad por el Congreso Nacional.

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)