Observacom
Actualidad - EEUU

“Capitalismo sin competencia no es capitalismo”: Biden delinea nueva política para impulsar la competencia en el mundo digital

A pesar del marketing en torno al emprendedurismo y las oportunidades de inversión en startups, la orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para promover la competencia en el mercado estadounidense advierte sobre el descenso en la creación de nuevas empresas en el país, la llamada “tierra de las oportunidades”, y delinea las formas de afrontar la competencia en el mercado de las plataformas digitales, entre otras. Según el documento, la creación de nuevas empresas ha caído un 50% desde 1970.

El gobierno de Estados Unidos propone 72 iniciativas a desarrollar por más de una docena de agencias para atacar algunos de los problemas más graves de la competencia en el país, incluyendo el sector tecnológico.

En este ámbito, una de las preocupaciones son las adquisiciones por parte de las grandes tecnologías para impedir la competencia, que la administración Biden pretende evitar mediante una política de mayor escrutinio de las fusiones y adquisiciones. La decisión alcanza las fusiones realizadas «especialmente por parte de las plataformas online dominantes, con especial atención a las adquisiciones de competidores advenedizos, las adquisiciones en serie, el acaparamiento de datos», así como la competencia desleal a través de la oferta de servicios gratuitos y los posibles efectos negativos sobre el derecho a la privacidad de los usuarios.

Otro tema de atención es la acumulación de datos personales por parte de un puñado de empresas tecnológicas. Para sortear esta situación, la administración demócrata anima a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) a establecer normas para vigilar la cantidad de datos personales que las grandes empresas pueden recopilar.

Por último, el documento presidencial señala la preocupación por la competencia entre los gigantes tecnológicos y las pequeñas empresas que se apoyan en ellos para llegar a los consumidores, una cuestión para la que el camino a seguir es que la FTC establezca barreras a los métodos de competencia desleal en los mercados online.

El suministro de acceso a Internet también aparece como un sector con poca competencia, de manera que perjudica a los consumidores. Según el estudio de la Casa Blanca, 200 millones de estadounidenses viven en zonas con apenas uno o dos proveedores fiables de servicios de Internet de alta velocidad, lo que hace que los precios ofrecidos en esos lugares sean hasta cinco veces más altos que en los mercados con más opciones. Una de las cuestiones señaladas para la falta de competencia en el suministro de conectividad es el acuerdo (o colusión, según el documento publicado) entre los propietarios y los proveedores de servicios de Internet (ISP).

En este ámbito, la Casa Blanca pretende impedir los acuerdos entre estas partes; obligar a los proveedores de servicios de Internet a informar a la Comisión Federal de Comunicaciones (FTC) sobre los precios y las ofertas; reactivar el plan para que el regulador FCC establezca normas de divulgación de los servicios ofrecidos para que puedan ser comparados; animar a la FTC a limitar las tasas de incumplimiento de contrato y reinstalar la obligación de neutralidad de la red.

El regreso de la obligación de los proveedores de servicios de Internet de mantener el funcionamiento de la red de manera neutral con respecto a los contenidos y las aplicaciones es una buena noticia para las plataformas digitales y otros servicios en línea, especialmente para los nuevos entrantes al mercado.

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)