Observacom
Sin categoría

Conversación Subregional Andina

cartercenter-e1363075288977

La libertad de expresión y el derecho a la comunicación e información en América

– Modelos en pugna sobre el papel de los medios y los gobiernos –

Santiago de Chile, mayo 26 y 27 de 2014

PROGRAMA

Contexto

La libertad de expresión, el derecho a la comunicación y a la información, y las relaciones entre los medios y los gobiernos se han tornado en temas esenciales para el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática y los derechos humanos en el hemisferio, particularmente en la Región Andina.

Los principales instrumentos internacionales de derechos humanos del hemisferio como la Convención Americana de Derechos Humanos, la Carta Democrática Interamericana y la Declaración Interamericana de Principios sobre Libertad de Expresión, han distinguido los derechos y libertades sociales y políticas como elementos esenciales de la gobernabilidad democrática, y destacan que la democracia representativa es tanto un derecho ciudadano como una obligación de los gobiernos defender. Sin embargo, en años recientes, los conceptos y premisas de la democracia liberal han sido cuestionados conforme varios gobiernos en el hemisferio han ido experimentando nuevos mecanismos participativos y han reivindicado que mayor inclusión social y política debería prevalecer sobre los derechos tradicionalmente definidos para los medios privados de comunicación.

La existencia de perspectivas analíticas contrastantes sobre estos temas ha generado conflictos, a lo interno y entre países de la región, con relación al papel de la regulación gubernamental y los derechos de los medios noticiosos independientes.

En este contexto, algunos de los gobiernos del hemisferio, especialmente en la Región Andina, declaran con firme elocuencia que el gobierno tiene la autoridad y el deber de regular la información como un bien público, incluyendo ciertos contenidos como la protección de grupos de expresiones de discriminación racial en redes sociales.

Adicionalmente, en algunos casos los gobiernos han establecido regulaciones con el propósito explícito de proteger la integridad y reputación de funcionarios gubernamentales y de ciudadanos comunes; limitando a la vez la influencia de grupos de interés económicos en lo que hace a la propiedad y control de los medios de comunicación.

Este modelo ha encontrado firme oposición de periodistas, representantes de medios y grupos de defensa de los derechos de los medios. Estos defienden una perspectiva liberal tradicional en la que los medios gozan de fuertes salvaguardas que los protegen de interferencia gubernamental. De acuerdo con esta visión las iniciativas regulatorias, en los países en cuestión, restringen la libertad de expresión al limitar seriamente la crítica legítima a las políticas y acciones gubernamentales.

Esta situación es, desde luego, distinta en cada país. Muchos países parecieran aceptar en la práctica las protecciones a los medios noticiosos tal y como son descritas en los documentos interamericanos. Hay una creciente variedad de leyes reguladoras que son relativamente no controversiales y en algunos casos constituyen marcos para la “autorregulación”. No obstante, el vigoroso desafío planteado por algunos gobiernos al enfoque tradicional de los medios, en conjunción con el cuestionamiento a los propios principios interamericanos, constituye una inequívoca y desconcertante tendencia. No es del todo claro hasta qué punto estas distintas visiones son mutuamente incompatibles; pero no cabe duda que en la práctica estos modelos en pugna se han convertido en una fuente de tensión entre periodistas, organizaciones de la sociedad civil y gobiernos de la región. En suma, el debate se ha polarizado, con las distintas partes endureciendo sus posiciones al tiempo que rechazan posibilidades de diálogo que podrían contribuir a identificar áreas de convergencia en el interés público. El resultado ha sido de crecientes tensiones y la profundización de un sentido de inestabilidad acerca del papel de los medios noticiosos en la sociedad.

Un elemento central de este debate es la cuestión fundamental sobre el papel del gobierno en la promoción y protección de los derechos de los medios independientes, y en la regulación de los medios masivos y del ejercicio del periodismo en las democracias latinoamericanas. Hay por lo general dos enfoques o perspectivas de análisis de este tema, las cuáles trataremos de explorar en esta reunión.

Para los representantes de los medios privados el papel de los gobiernos debe ser mínimo y los principios que guían el debate deberían continuar siendo la protección de la Libertad de Expresión y de la Libertad de Prensa. La regulación estatal debería estar estrictamente limitada a unas pocas excepciones como la distribución del espectro radioeléctrico. Los medios y los mercados en que estos operan deberían auto-regularse libres del control gubernamental.

Los principios enunciados en los documentos interamericanos no son incompatibles con la protección a los medios privados, pero interpretan la libertad de expresión de alguna manera más amplia, e incluye no sólo la protección de los derechos de los medios sino los de “todas las personas” a “las mismas oportunidades para recibir, buscar y transmitir información mediante cualquier medio de comunicación.” Estos principios están incluidos en instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Americana de Derechos Humanos, la Carta Democrática Interamericana y la Declaración interamericana de Principios sobre Libertad de Expresión. Estos principios admiten un papel gubernamental en áreas tales como la concentración de la propiedad de los medios y protección de grupos específicos, en adición a la regulación técnica de los medios electrónicos.

Una visión crítica del modelo liberal, tanto como lo asumen los medios privados como lo interpretan los instrumentos interamericanos, ha ganado apoyos entre algunos gobiernos, sus intelectuales y algunas organizaciones de la sociedad civil y centros de estudio. Esta corriente de pensamiento en América Latina privilegia la promoción de la democracia participativa por sobre la democracia representativa y sustenta que el derecho societal (colectivo) a la comunicación y la información es el principio con base en el cual deben ser juzgadas las garantías de la libertad de expresión. De conformidad con esta visión los gobiernos tienen el deber de promover la democratización de la propiedad de los medios, incluyendo acceso a los medios para aquellos grupos e individuos tradicionalmente excluidos. En su criterio el énfasis en la libertad de expresión y los derechos de los medios fracasa en defender adecuadamente el derecho “democratizador” a la comunicación y a la información. Consideran que el concepto liberal tradicional de la libertad de expresión defendido por los representantes de los medios y de organizaciones defensoras de los derechos de los medios, es un valor obsoleto e incompleto. (Similares líneas de pensamiento han sido promovidas en el pasado, sin embargo se han visto revitalizadas en años recientes.)

Las cuestiones planteadas y el cambio de paradigma especialmente impulsado en la Región Andina y las tensiones generadas en las democracias sudamericanas, constituyen el telón de fondo de un debate intenso y a veces polarizador sobre los medios privados y los gobiernos.

Una conversación constructiva

Para contribuir a una reflexión constructiva sobre los modelos en discrepancia el Centro Carter en asocio con el Programa de Libertad de Expresión de  la Universidad de Chile,  la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), y la Fundación Friedrich Ebert ha organizado esta conversación internacional subregional “Libertad de expresión y el derecho a la comunicación y a la información en América – Modelos en pugna sobre el papel de los medios y los gobiernos”.

Bajo la moderación y conducción del Profesor John Dinges, consultor principal del Centro Carter para este proyecto, la conversación iniciará con las presentaciones de expertos que analizarán los dos modelos que parecen estar en contraposición.

a)      El modelo liberal: independencia del gobierno y auto-regulación. Este modelo está profundamente anclado en los conceptos clásicos de libertad de expresión y libertad de prensa que encontramos en Europa y América. El modelo será explorado tanto en su expresión en los instrumentos del sistema interamericano de derechos humanos, como en las prácticas cotidianas de los medios privados, prestando atención a los distintos matices y diferencias de énfasis. Especial prioridad se dará a la protección de los medios de la interferencia gubernamental y a la auto-regulación con relación a la regulación gubernamental en lo que refiere a la calidad de los medios.

b)    El modelo de la democratización de la comunicación y la regulación: esta visión destaca a la comunicación y a la información como un derecho público que, consecuentemente, requiere de la activa participación del gobierno para la regulación de los medios y del ejercicio del periodismo.

Dos artículos serán preparados y presentados por especialistas. Tres comentaristas expertos discutirán los pros y los contras de cada modelo desde el punto de vista de la libertad de expresión, la gobernabilidad y la democracia.

Metodología

La conversación ha sido diseñada para iniciar en la tarde del lunes 26 de mayo de 2014 con una disertación magistral y una recepción de bienvenida y apertura. Los paneles de análisis e intercambio se llevarán a cabo por 4 horas el martes 27 de mayo de 2014. La conversación está dividida en seis bloques:

1.       Bienvenida por las entidades coauspiciadoras (Centro Carter, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias AMARC, el Programa de Libertad de Expresión de  la Universidad de Chile y la Fundación Friedrich Ebert en Chile) y presentación del proyecto del Centro Carter sobre Temas Controversiales de la Democracia.  (30 min.)

o   Dra. Jennifer McCoy, Directora del Programa de las Américas, Centro Carter

o   Maria Pia Matta, Presidenta de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias

o   Faride Zerán, Directora del Programa de Libertad de Expresión, Universidad de Chile

o   Fundación Friedrich Ebert

2.       Disertación magistral por Álvaro Elizalde, Ministro Secretario General, Gobierno de Chile y recepción de bienvenida y apertura. (2 hrs.)

3.       Introducción a la conversación: explicación del contexto, metodología y objetivos de la conversación por el John Dinges, Profesor de la Universidad de Columbia y consultor principal del proyecto del Centro Carter y moderador general de la conversación. (10 min.)

4.       Conversación> presentación de los modelos sobre medios y el ejercicio del periodismo en América:

El modelo liberal: independencia del gobierno y auto-regulación por Dr. Omar Rincón, Profesor, Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad de los Andes

                                                              i.      Presentación del especialista (30 min.)

                                                            ii.      Moderador formula preguntas a los comentaristas para compartir sus criterios y análisis de los pros y los contras del modelo. (20 min.)

                                                           iii.      Réplica y comentarios del especialista (15 min)

El modelo de la democratización de la comunicación y la regulación por Dr. Romel Jurado, Presidente de Checks & Balances

                                                          iv.      Presentación del especialista (30 min.)

                                                            v.      Moderador formula preguntas a los comentaristas para compartir sus criterios y análisis de los pros y los contras del modelo. (20 min.)

                                                          vi.      Réplica y comentarios del especialista (15 min)

5.       Período de preguntas y respuestas para los participantes en la conversación (60 min.)

6.       Síntesis por el moderador, las entidades coauspiciadoras y cierre (20 min.)

 

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)