Observacom
Análisis - Argentina Español

El ocaso de la TV digital terrestre en Argentina

La TDA continuará en Argentina pero ya sin el impulso estatal. Los tres pilares que guiaron su desarrollo fueron el despliegue de infraestructura, el reparto de decodificadores a población vulnerable y el desarrollo de contenidos. En este contexto cabe hacer un breve balance de lo actuado en el período 2009-2015.

Ana Bizberge*/Argentina/ Junio 2016.

English

La Televisión Digital Abierta (TDA) fue una de las grandes apuestas del gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en materia de desarrollo tecnológico así como también, al menos discursivamente, para cambiar la lógica histórica del sector, caracterizado por las dificultades de acceso a un número limitado de canales abiertos, la concentración de las emisoras y la producción en la Ciudad de Buenos Aires, con la consecuente homogeneización de los contenidos.

Luego del 10 de diciembre de 2015, con la llegada del nuevo gobierno de Mauricio Macri, se tomaron diversas medidas que impactaron en el sector audiovisual en general: la creación del Ministerio de Comunicaciones y supresión del Ministerio de Planificación hasta entonces a cargo de la TDA; intervención de los entes reguladores del audiovisual y telecomunicaciones, AFSCA y AFTIC, y su posterior unificación al crear el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), mediante el decreto 267/2016. Este decreto también modificó varios artículos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA) y de la Ley Argentina Digital, favoreciendo la lógica de concentración del sector, lo que motivó un pedido de audiencia por parte de organizaciones sociales ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Para un análisis más detallado sobre los efectos del decreto, ver aquí y aquí.

Además, se conformó la «Comisión para la Elaboración del Proyecto de Ley de Reforma, Actualización y Unificación» con el objetivo de redactar una nueva “Ley convergente”. En una puesta en escena de elaboración participativa de la normativa, se están llevando a cabo actividades académicas y reuniones de discusión con organizaciones. Sin embargo, el diseño de la política pública ha sido encomendado a la consultora internacional McKinsey que, entre otras cosas, elaboró un “Plan Estratégico de Negocios” para la empresa estatal ARSAT, encargada de la construcción de satélites y de la plataforma de distribución de la TV digital.

Hoy la TDA no es una prioridad. Los tres pilares que guiaron su desarrollo durante el kirchnerismo fueron el despliegue de infraestructura, el reparto de decodificadores a población vulnerable y el desarrollo de contenidos. En este contexto cabe hacer un breve balance de lo actuado en el período 2009-2015 y cómo se resignifican estas tres áreas con la llegada del nuevo gobierno.

El balance de la política pública de 2009-2015

Hace dos años, cuando la TV digital llevaba 4 años en marcha, hicimos un balance del desarrollo de la política pública. A continuación retomamos y actualizamos algunas de esas ideas.

El mayor éxito de la política pública fue el despliegue de infraestructura. Tras 6 años de funcionamiento, cuenta con 82 plantas transmisoras, que cubren el 85% de la población del país.

Además, a través del programa Mi TV Digital, el gobierno entregó 1,6 millones de decodificadores. Sin embargo, el sistema no alcanzó una penetración significativa. Un estudio de la Maestría en Industrias Culturales de la Universidad Nacional de Quilmes (2014) da cuenta de una penetración, para fines del 2012, del 5% del total de los televidentes. Otros informes realizados por Sistema de Información Cultural de la Argentina (SinCA) y ARSAT, ambos de 2014, refieren a una penetración de TDA del 7%.

El gran desafío fueron los contenidos, el ingreso de nuevos actores y las nuevas pantallas. Por medio de la empresa estatal ARSAT se llegaron a distribuir 41 señales públicas y privadas (16 de alcance nacional). Según el ya mencionado estudio de Industrias Culturales, los usuarios de la TDA valoraron positivamente los contenidos del nuevo sistema, en especial, los infantiles y culturales, esto se refleja en que de acuerdo con la encuesta, las señales más vistas eran Encuentro y Paka Paka.

A través del ya extinto Ministerio de Planificación, el Instituto de Cine (INCAA) y del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) se financiaron concursos con el objetivo de dar lugar a nuevas productoras en la pantalla televisiva. Si bien estos concursos ampliaron las posibilidades para productores independientes cuyas producciones se emitieron en las pantallas de los canales de la Ciudad de Buenos Aires, en muchos casos también se premió a productoras consolidadas.

Estos concursos, junto con la producción de contenidos para las señales del Ministerio de Planificación ACUA Mayor y ACUA Federal generaron más de 4 mil horas de programación que se encuentran almacenadas en el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (BACUA) y pueden ser utilizadas por los canales adheridos. A su vez, al menos parte de esos contenidos, se transmite en la plataforma de Internet Contenidos Digital Abiertos (CDA), que cuenta con 555 títulos y 2000 horas de programación.

Mientras que los programas generados a través de concursos fueron emitidos en los canales de TV abierta, las producciones realizadas a través del programa “Polos” (que estableció redes de producción local y regional con el objetivo de descentralizar la producción de Buenos Aires) tuvieron más dificultades para encontrar pantallas, así como también y de modo más general, contaron con menos apoyo institucional y de partida presupuestaria desde el propio Ministerio de Planificación.

A comienzos de 2015, AFSCA realizó un llamado a concurso para 82 licencias de TV digital.De las ofertas presentadas en el Área Metropolitana de Buenos Aires, resultaron adjudicatarios Área Digital, Fundación UOCRA, mientras que las presentaciones de Perfil y Fontevecchia que habían sido rechazadas inicialmente, luego fueron aprobadas por ENACOM.

AFSCA también otorgó licencias de baja potencia para emitir en TDA a las organizaciones sin fines de lucro Barricada Tevé, Cooperativa Pares y Urbana TV. Barricada comenzó a emitir en digital en mayo de este año en la señal 33, que es utilizada en forma experimental por Canal 13 (Grupo Clarín) que debía ser reubicado y, hasta el momento, no lo fue, lo que causa interferencia en las transmisiones.

La mochila de plomo”

La TDA ya no forma parte de las prioridades del gobierno actual y fue calificada como “la mochila de plomo” de ARSAT por el secretario de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, Héctor Huici. Además sugirió que la empresa podría incorporar capital privado para mejorar su plan de negocio y que continuará la asignación de frecuencias para TDA pero que, de cara a la convergencia, se prevé una gestión más flexible del espectro, de modo que las asignaciones no sean para usos específicos sino que quien lo obtenga pueda decidir su lo usa para televisión o para datos de acuerdo a su conveniencia.

Por su parte, el presidente de la empresa satelital, Rodrigo De Loredo, afirmó que el plan continuará pero los esfuerzos estarán centrados en el desarrollo de la fibra óptica y dejó en claro que la empresa actuará en el mercado mayorista y no competirá con los privados en el despliegue de última milla.

Las afirmaciones de Huici y de De Loredo van en sintonía con los objetivos planteados por la consultora McKinsey para la política pública que contempla, entre otros, la necesidad de favorecer el crecimiento d la telefonía móvil y la banda ancha, fomentar inversiones y definir el rol de ARSAT para apoyar el desarrollo de infraestructura.

Tras la asunción del nuevo gobierno, se pararon las nuevas obras de infraestructura para TDA. Se peveía la construcción de 32 torres de las cuales se avanzó en 8 que ya estaban en construcción. Además se suspendió la distribución de equipos a través del plan Mi TV Digital.

En materia de contenidos, área a cargo de Hernán Lombardi, Ministro de Medios y Contenidos Públicos, por el momento se frenaron mayormente las licitaciones para la realización de programas con productoras y se produjeron despidos a través de la baja de contratos de prestación de servicios en la administración pública.

“Se invirtieron 4 millones en ficciones que nunca se estrenaron…No va más el derroche, el manejo discrecional” aseguró Lombardi en alusión a la gestión anterior. Lo cierto es que esta afirmación da cuenta de un distanciamiento pero no plantea una definición sobre los planes y línea de trabajo para el área.

Por lo pronto, en el marco de los acuerdos de distribución entre ARSAT y el CIN, recientemente, se anunció la incorporación a la grilla de TDA de la señal de la Universidad de Villa María de la provincia de Córdoba, de donde es oriundo el presidente de ARSAT.

En síntesis, la TDA continuará, pero ya sin el impulso estatal. Esa experiencia que supo servir de modelo para otros países de la región que incluso ya realizaron o están por realizar el apagón analógico (por ejemplo, México y Brasil en el subsidio al equipamiento para la población) pasa a un segundo plano en pos del desarrollo de las telecomunicaciones móviles y la banda ancha, siguiendo la tendencia mundial. Ambas redes cada vez cobran más importancia para el transporte de contenidos y aún cuando en Argentina los niveles de penetración de la TV paga superan el 80%, en los tres casos, a diferencia de la TV abierta se requiere del pago de un abono para acceder a los contenidos.

El mantra de la industria dice que “el contenido es el rey”, entonces, el desarrollo de la TDA sigue siendo clave para garantizar una via de acceso que no discrimine por capacidad de pago.

* Editora de contenidos de Observacom. Doctoranda en Ciencias Sociales (UBA- IEALC) y Magíster en Industrias Culturales (UNQ). Docente de Políticas y Planificación de la Comunicación (UBA).

ENLACES RELACIONADOS:

Informe Regional 2016 sobre Diversidad y TV Digital

Argentina Informe 2016: Regulación y políticas públicas para la TV digital

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)