Observacom
Actualidad - Brasil

Justicia Electoral de Brasil exige a plataformas fin de la monetización de canales con desinformación sobre elecciones

En un paso más de sus esfuerzos para frenar el discurso que cuestiona el proceso electoral, el Tribunal Superior Electoral (TSE) ordenó el bloqueo de las transferencias de dinero de las redes sociales a los canales investigados por difundir información falsa sobre las elecciones brasileñas. Las cantidades recaudadas deberán dirigirse a una cuenta judicial vinculada a la Corte Electoral.

El Tribunal también ordenó la suspensión inmediata de la transferencia de las cantidades procedentes de la monetización de “lives”. Así, las plataformas deben indicar las ganancias individualizadas obtenidas por los canales, perfiles y páginas con informes que deben presentarse en un plazo de 20 días a la Corregedoria Geral Eleitoral brasileña.

También se exige a las plataformas que dejen de recomendar otros canales y vídeos de contenido político que cuestionen el proceso electoral, a excepción de la búsqueda activa de los internautas a través de palabras clave. Según la nota del TSE, «se pretende evitar que los canales, perfiles y páginas objeto de la diligencia sigan alimentándose de forma recíproca, frenando la difusión de la desinformación».

También se pidió a las plataformas que identificaran el origen de las publicaciones, lo que, según la posición oficial del TSE, puede resultar crucial para el esclarecimiento de los hechos y la autoría del contenido.

Todas las medidas deberán ser cumplidas de inmediato por las empresas responsables de las aplicaciones YouTube, Twitch.TV, Twitter, Instagram y Facebook, cuyos representantes legales serán convocados para asistir a una reunión con los equipos técnicos del TSE y la Policía Federal, en una fecha por determinar.

La decisión se deriva de una solicitud de la Policía Federal para la aplicación de medidas cautelares en una investigación iniciada por decisión del Pleno del Tribunal Superior Electoral (TSE). El sumario administrativo, además de investigar la articulación de una red de personas que difunden noticias falsas relacionadas con el proceso electoral, también investiga hechos que puedan configurar abuso de poder económico y político, uso indebido de los medios de comunicación, corrupción, fraude, conductas prohibidas a los funcionarios públicos y propaganda anticipada, en relación con los ataques contra el sistema de votación electrónica y la legitimidad de las Elecciones 2022.

La decisión del TSE se produce después de que el organismo fuera muy criticado por la sociedad civil por no haber tomado medidas para contener las noticias falsas y después de que una investigación de la Fundación Getúlio Vargas identificara una creciente circulación de contenidos desinformativos que cuestionan el proceso electoral en Brasil. La decisión de la justicia electoral llega tras un enfrentamiento con el Presidente Jair Bolsonaro, que sigue afirmando que la seguridad de la urna digital y el voto electrónico tienen fallos.

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)