Observacom
Actualidad - Uruguay

Medio digital uruguayo y su director denuncian censura privada: Google elimina de su buscador dos artículos periodísticos que vinculan estudios jurídicos con lavado de activos

El medio digital Sudestada recibió dos notificaciones de Google advirtiendo que se habían eliminado artículos periodísticos de los resultados de su buscador (desindexación). Ambas fueron en el plazo de una semana, lo que muestra una intención deliberada de denunciantes anónimos de silenciar información de interés público.

La primera notificación por parte de Google fue recibida el 12 de octubre. En este caso se aplicó la ley DMCA de Estados Unidos por una supuesta violación al derecho autor, pero no se informa cuál es el contenido de la nota que lo estaría cometiendo. La nota periodística de 2017 da cuenta que la Fiscalía de Brasil había constatado que el estudio jurídico del exministro de Economía uruguayo Ignacio de Posadas había recibido más de 260.000 dólares del exdiputado brasileño Eduardo Cunha, preso por coimas millonarias en un negocio petrolero.

La decisión unilateral de Google no permite una defensa efectiva del derecho del periodista a informar sobre asuntos de interés público. La notificación no indica quién denunció ni qué contenido de la nota supuestamente viola el derecho de autor. Además, habilita una respuesta de sólo 1000 caracteres y en inglés.

Lo más grave de la decisión de Google es que si el periodista y el medio resuelven apelar, están obligados tácitamente a aceptar la jurisdicción de California para defender sus derechos y dirimir el caso en Estados Unidos, lo cual hace inefectivo el derecho a la Justicia que existe en Uruguay.

La segunda decisión de Google fue el 25 de octubre y es producto de una denuncia por la ley de protección de datos personales europea (GPDR), usada comúnmente para aplicar el llamado “derecho al olvido”.  Se trata de otra nota publicada en 2017 en el marco de los Panama Papers que brinda detalles sobre el rol del estudio uruguayo del abogado Oscar Algorta en la trama de corrupción española vinculada a la empresa Canal de Isabel II.

La decisión de Google nuevamente viola las garantías mínimas del debido proceso: no permite la defensa previa ni menciona qué contenido de la nota periodística violaría datos personales que no fueran de interés público. Tampoco informa quién denunció. La posibilidad de apelación efectiva no es posible, ya que Google informa que el usuario puede escribirle sobre la decisión, pero no se compromete a responder. También en este caso niega el acceso a la justicia de su país, porque el contrato general de la empresa le exige litigar en EEUU.

Las dos denuncias que Google acepta forman parte de una estrategia para ocultar información de interés público aplicando el denominado derecho al olvido, un concepto rechazado por los organismos internacionales de libertad de expresión, y que aprovecha formas de moderación de contenidos abusivas para tener éxito

Sudestada y el periodista Fabián Werner, con el apoyo jurídico de OBSERVACOM, presentaron una acción de amparo ante la Justicia uruguaya «ante la vulneración y ataque contra los derechos a la libertad de expresión y a ser oído, a una decisión fundada y al debido proceso».

La acción de amparo, patrocinada por el abogado Matías Jackson, sostiene que la empresa debe restituir «de manera inmediata los contenidos desindexados y se ordene la adopción de medidas de no repetición de violación de derechos humanos y garantías procesales aquí afectados, respecto de futuras denuncias contra el medio y el periodista».

Además, el periodista Fabián Werner decidió apelar a través de mecanismos internos de Google la primera decisión de la empresa (vía DMCA) para impedir encontrar en su buscador una nota periodística de su autoría en Sudestada que informaba sobre el rol que tuvo el estudio contable del ex ministro de Economía y Finanzas de Uruguay en el entramado de lavado de dinero internacional

 

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)