Observacom
Actualidad - Colombia

Organizaciones sociales de Colombia advierten sobre proyecto de ley para regular contenidos en Internet que atenten contra derechos de niños, niñas y adolescentes

Organizaciones sociales advierten sobre proyecto de ley del gobierno que buscar responsabilizar a medios y proveedores de Internet frente a contenidos que atenten contra los derechos de niños, niñas y adolescentes. Consideran que la iniciativa impone mecanismos de censura previa y limita la libertad de expresión.

El proyecto de Ley, presentado por la ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Karin Abudinen, pasó el primer debate en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes y próximamente será discutido en la Plenaria para el segundo debate legislativo.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) señaló a través de su cuenta de Twitter que el proyecto «promueve la censura de los medios de comunicación y restringe la libertad que tienen para definir su propia línea editorial. Aunque tiene una finalidad legítima, limita de forma drástica la libertad de expresión. Es una forma de censura indirecta, contraria a los estándares interamericanos de derechos humanos”.

La organización explicó que la iniciativa pretende crear una comisión de expertos compuesta principalmente por personas del gobierno, “quienes podrán definir un catálogo de contenidos que atentan contra los derechos de la niñez. Esto da vía libre a que gubernamentalmente se definan contenidos censurables”.

Además indican que “se obligaría a los medios de comunicación a adoptar ‘Códigos de Buenas Prácticas’ que son remitidos al Ministerio TIC y a la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) para su verificación”. “Esto es una forma de censura indirecta que es contraria a los estándares interamericanos de Derechos Humanos”, concluyó FLIP.

En la misma línea, desde la Fundación Karisma expresaron que el proyecto del oficialismo promueve la censura previa ya que “permite que las autoridades restrinjan contenidos en cualquier medio -incluso Internet- que potencialmente pongan en riesgo a la niñez, infancia y adolescencia”.

Explican que el hecho de que haya una comisión de expertos que defina el catálogo de contenidos lesivos, aún cuando sea el Congreso quien le otorgue esa función, “no resuelve el problema de fondo (que) es que exista un tercero que decida qué sí y qué no constituye una forma legítima o no de la expresión humana”.

Fundación Karisma considera que la “finalidad general (del proyecto) parece loable, pero los medios para lograrlo no se corresponden con lo que se quiere. No se valoran medidas menos invasivas, ni se explica por qué las medidas propuestas son las únicas posibles. Impone obligaciones excesivas a las empresas de internet. Son tantas y tan complicadas, que las empresas tendrían que monitorearnos y bloquear en exceso para evitar sanciones”.

La ex relatora especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Catalina Botero, también se manifestó en contra del proyecto de Ley. “Este proyecto es inconstitucional, viola tratados internacionales de derechos humanos y crea un espacio fértil para censurar las comunicaciones por Internet”, aseguró Botero a través de su cuenta de Twitter.

ENLACES RELACIONADOS:

El papel de las grandes plataformas y su impacto sobre la libertad de expresión

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)