Observacom
Actualidad - Brasil

Continúan las críticas a propuesta de Bolsonaro que modifica el Marco Civil de Internet

ISOC Brasil, el capítulo brasileño de Internet Society, se unió a una lista de organizaciones de defensa de derechos que han expresado una gran preocupación por una propuesta impulsada por el gobierno del presidente Jair Bolsonaro que modifica la ley de Marco Civil de Internet -una ley brasileña considerada ejemplar por gran parte de la comunidad de los derechos digitales-.

El proyecto de decreto fue elaborado a iniciativa del Ministerio de Turismo y pretende limitar la moderación de contenidos de las plataformas digitales de Internet.

Para ISOC Brasil, el proyecto “subvierte la lógica del modelo de responsabilidad de los intermediarios previsto en el Marco Civil de Internet, que en su artículo 19 prevé la responsabilidad de los proveedores de aplicaciones de Internet sólo si no retiran contenidos tras una orden judicial expresa. Este régimen busca conciliar la diversidad y pluralidad de aplicaciones existentes en el ecosistema construido a partir de Internet con la responsabilidad de los verdaderos autores u originadores de contenidos y publicaciones ilícitas y/o ofensivas».

El resultado de tal inversión para ISOC Brasil sería el impedimento a los proveedores de aplicaciones de aplicar términos y condiciones «que les garanticen autonomía para tratar, localmente, una infinidad de problemas técnicos que exigen flexibilidad operativa, como es el caso de las medidas técnicas capaces de mitigar los envíos masivos de contenidos, la propagación de códigos maliciosos y ciertos flujos que pretenden socavar la estabilidad y seguridad de los servicios, como es el caso de los ataques DDoS». En resumen, el capítulo brasileño de la Internet Society considera que la propuesta de regulación de la ley afecta -entre otras cosas- al funcionamiento estable y seguro de los servicios ofrecidos por estos proveedores

La entidad también recordó que el régimen brasileño de responsabilidad de los intermediarios previsto en el Marco Civil de Internet, a diferencia del estadounidense, «no excluye la responsabilidad de los proveedores de aplicaciones por eliminaciones indebidas o excesos injustificados en la moderación de contenidos que puedan afectar a los derechos fundamentales de sus usuarios».

Anteriormente, la Coalizão Direitos na Rede, un colectivo que reúne a 45 entidades de la sociedad civil y organizaciones académicas que trabajan en la defensa de los derechos digitales, había emitido una nota en la que advertía a la sociedad brasileña sobre el riesgo que supondría su aplicación. «La propuesta tendría un efecto devastador en Internet. Y es que no sólo regularía las grandes plataformas de medios sociales, sino cualquier tipo de servicio prestado en la red. Con este decreto publicado, un sitio web no podría, por ejemplo, eliminar los comentarios abusivos de los lectores si no recibe una orden judicial para hacerlo. Las aplicaciones móviles no podrían excluir cuentas de proveedores de servicios con faltas graves (como un acosador en Uber o AirBnB). Las plataformas del conocimiento, como Wikipedia, no podrían editar entradas con mentiras flagrantes».

Además, el decreto convertiría las redes sociales en espacios «inhóspitos y tóxicos», según el grupo de organizaciones. Estas empresas se verían impedidas de impedir el spam, la venta de armas y de aplicar medidas a las cuentas diseñadas únicamente para promover el acoso o la intimidación sin recurrir primero a la justicia, añaden.

La propuesta de decreto establece que los proveedores de servicios de Internet «no podrán, sin orden judicial, suprimir, cancelar o suspender total o parcialmente los servicios y funcionalidades de las cuentas de los usuarios en sus aplicaciones», con la excepción de los casos de impago, de las cuentas creadas para sustituir o simular la identidad de terceros para engañar al público o de las gestionadas por robots.

 

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)