Global Partners Digital propone modelo para que las plataformas regulen contenidos con perspectiva de derechos humanos