Observacom
Actualidad - Global

Google rechazó acusaciones de abuso de posición dominante en Europa

Google rechazó formalmente las acusaciones de la autoridad de competencia de la Unión Europea, que sostiene que la compañía hace abuso de posición dominante al favorecer su servicio de compras en los resultados de búsqueda.

“Creemos que estas acusaciones son erróneas desde el punto de vista de los hechos, del derecho y la economía”, señaló el Vicepresidente Senior y Consejero General de Google, Kent Walker, a través de un comunicado en el blog de la empresa. Además explicó que, desde su perspectiva, la Comisión elaboró una definición inadecuada del servicio de compras en línea que excluyó servicios como el de Amazon.

“Falló en considerar el significado en términos de competencia de compañías como Amazon y de modo más amplio las dinámicas de las compras en línea… todos estos servicios -buscadores, sitios de comparación de precios, plataformas de venta- compiten unos con otros en el shopping en línea. Por eso las compras en línea son tan dinámicas y han crecido tanto en los años recientes”, indicó Walker.

En su respuesta, Walker citó estudios que dan cuenta cómo, por ejemplo, en Alemania Amazon es el primer portal al que los usuarios acuden para compras online, mientras que el 14,3% va primero a través de Google. De acuerdo a las fuentes de la compañía, algo similar sucede en Estados Unidos donde el 55% de los usuarios comienzan sus compras a través de Amazon, 28% en buscadores y 16% van directo a los portales de cadenas de retail.

Desde 2010 que la Comisión investiga a Google por abuso de posición dominante. En la actualidad hay tres casos abiertos: el de Android, que controla el 80% del mercado mundial de sistemas operativos; el de su buscador para comprar en línea; y la acusación por abuso de posición dominante del sistema de anuncios publicitarios AdSense.

ENLACES RELACIONADOS:

Unión Europea denuncia a Google por monopolio y abuso de posición dominante en internet

Concentración en internet: un asunto de capas

Europa quiere que Google pague a medios por usar información