La banda ancha es el rey según el investigador canadiense Dwayne Winseck